Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Al ver el mapa geográfico de Colombia, desde Caquetá hasta Leticia hay un inventario de frutas que para muchos en las principales ciudades es aún desconocido, y esto pasa especialmente entre cultivos amazónicos; los cuales son muy explotados por comunidades indígenas y campesinas.

Uno de los que más se está demandando, por mencionar un caso, es el asaí, a simple vista por un desconocedor del campo, incluso lo podría confundir con uvas, de ahí su nombre indígena "la uva de la selva".

Detrás de esta fruta hay polifenoles (antioxidantes), el asaí contiene hasta 10 veces más cantidades de vitamina C que una naranja común, al igual que aportes como calcio, hierro, fibra y ácido oleico (omega-9), por eso es aún más buscada entre deportistas.

El problema es que por cuenta de su popularidad, los cultivos que originalmente deberían estar en zonas húmedas y selváticas, están siendo explorados en tierras del Valle, o incluso en la región andina como Cundinamarca y Tolima. El problema allí es que al tener diferentes procesos de germinación, la fruta puede tener menos propiedades al cultivo original, incluso su sabor puede pasar de ser dulce a aceitoso.

Por cuenta de lo anterior, el kilo de pulpa de asaí original fácilmente puede llegar hasta $30.000 para las mejores purezas, mientras que en el centro del país, otra variedad de asaí que no fue cosechada en el sur del país, puede estar entre $18.000 y $22.000.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.