Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La necesidad de reducir costos y buscar alternativas para suplir la escasez de agroinsumos para la producción agrícola, está motivando a los campesinos a recurrir a los bioinsumos, que cumplen las mismas funciones que los elaborados con activos químicos.

Para la obtención de estos materiales se acude a organismos benéficos tales como bacterias, hongos, virus, insectos o a extractos naturales obtenidos de plantas, que pueden ser utilizados en la producción agrícola para controlar plagas, o promover el desarrollo de los cultivos.

El agricultor que decida elaborar su propio bioinsumo tiene una opción rentable, ya que hace que sea verdaderamente independiente de la logística y de otros factores que llegan a obstaculizar su obtención.

Desde 2016 la empresa brasileña SoluBio, tiene para los agricultores un modelo de negocio donde instalan en las fincas unas biofábricas, las cuales tienen como finalidad multiplicar la producción de insumos biológicos.

Esta propuesta será presentada por las directivas de esta compañía en Expoagrofuturo, en donde los asistentes podrán observar en detalle la técnica OnFarm, que es un método de producción de bioinsumos dentro de la propia finca.

Toda la producción se realiza en biofábricas que se instalan dentro de la propiedad, que son los equipos donde se realizará la multiplicación de los organismos utilizados en el manejo. Lo ideal es que sean tanques 100% de acero inoxidable, con control de temperatura, inyección de aire, filtros microbiológicos y otras tecnologías que garanticen una producción de calidad.

LOS CONTRASTES

  • Juan Diego Palacio Mejía Dir. del Centro de Investigación Tibaitatá de Agrosavia

    “El sector agropecuario colombiano, para mitigar la dependencia de las importaciones de fertilizantes, puede utilizar los residuos producto de actividades agroindustriales para tal fin”.

  • Rodrigo Iafelice Dos Santos Empresario

    “Nuestra tecnología de producción de bioinsumos en finca permite a los productores reducir costos hasta en 70% en producción. al ser libre de pesticidas, da mayor calidad al consumidor”.

El empresario Rodrigo Iafelice Dos Santos, miembro del consejo de administración y accionista de SoluBio, dijo que “nuestra tecnología de producción de bioinsumos en finca permite a los productores reducir sus costos hasta en 70% en sus cultivos”.

El líder empresarial aseguró que entregar un cultivo libre de pesticidas,es conceder más calidad al consumidor final. Con el uso de bioinsumos vinculados a la producción OnFarm y todos sus recursos destinados a la preservación del medio ambiente, se crea una nueva imagen del productor para el mundo.

Juan Diego Palacio Mejía, director del Centro de Investigación Tibaitatá de Agrosavia, señala que el sector agropecuario colombiano, para mitigar la dependencia de las importaciones de fertilizantes, pueden optar en sus fincas por la fertilización asociada a análisis de suelos.

También al uso de microrganismo con propiedades biofertilizantes para mejorar la nutrición vegetal y aprovechar los residuos producto de actividades agroindustriales procesadas de manera apropiada.

Observa que, con estas tres estrategias, no solo se le puede hacer frente a las actuales circunstancias de escasez y elevados precios de los fertilizantes de síntesis química, sino también adquirir de manera permanente estas opciones para garantizar la sustitución de importaciones.

Palacio Mejía señala que también se puede disminuir el impacto ambiental del uso excesivo de insumos y mejorar la calidad de los suelos y los alimentos producidos de manera sostenible.

El uso de microrganismos con propiedades biofertilizantes para mejorar la nutrición vegetal y aprovechar los residuos producto de actividades agroindustriales procesadas, son algunas de las alternativas que se proyectan para sustituir los fertilizantes de síntesis química.

Los investigadores de Agrosavia vienen trabajando en métodos para transformar y enriquecer la biomasa residual de diferentes actividades agropecuarias y en abonos orgánicos con alto valor agregado.

En cooperación con los gremios avícolas y porcícolas determinaron para el año 2021 el potencial de generación de nitrógeno (N), fosforo (P) y potasio (K) en la gallinaza, pollinaza y porcinaza. Así mismo, estos valores fueron calculados, para los subproductos de la agroindustria panelera. Estos abonos aportan a mejorar las condiciones físicas, químicas y biológicas del suelo y evitan la contaminación de fuentes de agua.

La biomasa residual

Aunque existen muchos detractores de las propiedades físicas y químicas de abonos orgánicos a partir de pollinaza, gallinaza y porquinaza, diferentes agremiaciones vienen desarrollando e investigando el uso real de estos compuestos a partir de la biomasa residual. Otros métodos también incluyen la recolección de microorganismos y bacterias benéficas que, al ser recolectados, crecen a través del uso de agua lluvia y melaza y aprovechan mejor los recursos químicos que tiene el suelo. Estos biopreparados también pueden contener químicos en menores proporciones, permitiendo la recuperación del suelo.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.