Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Una fruta que siempre ha estado en la dieta de los colombianos es la piña y su consumo ha crecido de forma constante, tanto en el mercado interno como en las exportaciones en los últimos seis años, tal como lo arrojan las estadísticas de producción del Ministerio de Agricultura.

Él éxito de la piña es tal, que entre 2010 y 2017 se duplicó su producción y casi se triplicó el área en el país dedicada a este producto, lo que muestra el potencial para los empresarios del agro que quieran potenciar los cultivos en sus tierras.

LOS CONTRASTES

  • José Rubiel Vásquez Productor de Piña de Sder. de Quilichao

    “Al comienzo nuestros costos eran muy altos, porque no conocíamos el producto, hoy ya nos hemos capacitado y sabemos mucho más”.

  • Ricardo Sabogal Urrego Director Unidad de Restitución de Tierras

    “Productos como la piña le están aportando a la economía, demostrando que el regreso al campo ha contribuido en el repunte de la economía agraria”.

La producción total en el país en el último año fue de 896.955 toneladas, cuando hace siete años apenas se produjeron 444.738 toneladas en todo el territorio. El rendimiento por cada hectárea del producto creció en este mismo periodo cerca de 42,3%, pasando de producir 26 toneladas por cada hectárea, hasta las 37 toneladas, lo que muestra el desempeño destacado de esta fruta.

Tal es el desempeño de estos cultivos, que el ministro de Agricultura, Juan Guillermo Zuluaga, indicó que “este es un producto es uno de los beneficiados en un plan que se va a lanzar en el Ministerio en las próximas semanas y que impulsará esta cadena y 19 productos más”.

En el departamento del Cauca, la sexta región con mayor área de este fruto con 1.367 hectáreas cultivadas, saben muy bien esta dinámica y por eso, a través de asociaciones, han comenzado a incrementar las plantaciones de piña con objetivos comerciales.

Campesinos de este departamento, que sufrieron procesos de desplazamiento por diversos grupos armados y cuyos predios fueron devueltos por la Unidad de Restitución de Tierras (URT), ahora buscan ganar participación en los mercados locales e internacionales.

Edgar Quintero, presidente de Reasoprol, destacó que, a través de esta asociación que ya tiene 40 afiliados, se busca ir directamente a los almacenes de cadena, con la intención de eliminar a los intermediarios y garantizar que se compre la producción.

“Tenemos que certificar los predios. Esto es un proceso complejo porque se debe cumplir con normas de sanidad y otros trámites, pero nosotros podemos cumplirlo, porque en los almacenes puedes pedir hasta 15 toneladas en dos semanas, son requisitos altos”, indicó Quintero.

La productividad de este producto es alta y es relativamente sencilla. En cada hectárea de piña se siembran 60.000 matas, aunque no se logran sacar todas, si se puede recuperar cerca de 80% de las matas, lo que permite viabilizar su cultivo, siempre y cuando se garanticen los canales de comercialización.

Para producir cada hectárea del cultivo, son requeridos cerca de $25 millones, contando insumos, mano de obra y todo lo requerido para el buen desempeño de los cultivos, por lo que es importante, de acuerdo con José Rubiel Vásquez, productor de Santander de Quilichao.

“Al comienzo nuestros costos eran muy altos, porque no conocíamos el producto y no sabíamos los detalles para hacerla crecer, hoy ya nos hemos capacitado y sabemos la importancia de cuidar los insumos”, destacó Vásquez, quien quiere aprovechar el auge de la piña en los mercados para mejorar el rendimiento de su tierra.

¿Quién compra?

Las exportaciones de piña bordean los US$25 millones, aunque una dificultad para que lleguen más piñas al exterior tiene que ver con la calidad y el cumplimiento de los requisitos al que le apuntan los productores. El Ministerio de Agricultura estimó que 30% de la producción cumple con los parámetros técnicos para exportación y trasformación y el otro 70% restante se comercializa dentro del país.

"En cada hectárea caben 60.000 matas de la fruta"

Para los agricultores del Cauca, la forma de ganar competitividad en el mercado nacional y poder mirar incluso al exterior, tiene que ver con la asociación, para cumplir con la demanda de este producto que cada vez crece más. Edgar Quintero, presidente de Reasoprol, indicó que los cultivos de piña son exigentes, pero muy productivos.

¿Cuántas matas se pueden sembrar por cada hectárea?

En número de piñas, son 60.000 matas las que caben en cada hectárea, pero no se dan las 60.000 piñas, a veces puede ser hasta 80% lo que se puede recoger, pero eso depende de muchas variables, hay unas que se quedan pequeñas, son más grandes.

¿Cuál es la condición óptima para una piña?

Depende el tipo de piña, si es oro miel, si es manzana o si es perolera. La oro miel entre más verde mejor, dura hasta 10 semanas para crecer, que es la que sirve para exportación, pero una piña está en 15 semanas, que es el tiempo para que ya esté madura.

¿Por qué eligieron estos cultivos y no otros?

Somos nuevos en la asociación. Cuando se le apuntó a los proyectos productivos, pensamos en piña, pero hay un conveniente que son los intermediarios, que compran muy barato. Se han programado ruedas de negocio para ofrecer nuestras piñas, pero nos piden estar asociados para garantizar que se puedan cumplir con la calidad y los pedidos, por eso creamos la asociación.

¿Ya se han concretado negocios a través de la asociación?

Estamos nuevos, apenas hace un mes logramos el reconocimiento de la Cámara de Comercio y ya somos 40 campesinos que hacemos parte de esta Asociación.

¿Y qué metas tienen?

Con la Asociación vamos a ir a los almacenes de cadena para ofrecer nuestros productos, para certificar los predios. Esto es un proceso complejo porque se debe cumplir con normas de sanidad y otros trámites, pero nosotros podemos cumplirlo. Los almacenes piden hasta 15 toneladas cada 15 días, por eso la importancia de unirnos y lograr ganar competitividad.

¿Cómo elegir la mejor piña?

Se hablaba del auge de la piña oro miel, que es una variedad más dulce. Comenzamos a sembrar algunas hectáreas y nos dimos cuenta de la ganancia que dejaba. Cuando llegó la URT con los predios, seguimos cultivando la piña, pero es un producto exigente.

¿Qué cuidados especiales necesitan para cultivarla?

Esta piña es muy exigente, porque en algunos casos requieren productos estimulantes para que crezcan y poder lograr el punto. Necesitan poco riego porque ellas mismas concentran el agua dentro de ellas. Pero requiere cuidados. Sembrar cada hectárea, vale cerca de $25 millones.

¿Cuántas piñas tiene actualmente en sus cultivos?

Algo cercano a las 140.000 matas de piña y han quedado más o menos 60.000 por cosechar, el resto ya está cosechada, con soca, por lo que es fácil cosecharla, aunque es necesario poner algunos productos para evitar que las plagas lleguen y destruyan las plantas.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.