Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El presidente de la Asociación Colombiana de Exportadores de Flores, Asocolflores, Augusto Solano, anunció que como consecuencia de la pandemia, a exportadores de flores nacionales les cancelaron más del 50% de las ventas programadas para lo que falta del primer semestre de 2020.

“Hasta la semana pasada la actividad de exportación de flores estaba parcialmente afectada en mercados como Corea, Japón e Italia, principalmente. Sin embargo, el lunes de esta semana se precipitaron las cancelaciones de órdenes de muchos otros países incluyendo Estados Unidos, que representa el 80% de las ventas totales del sector, generando gran alarma entre los floricultores”, aseguró el dirigente gremial.

En promedio las exportaciones de los primeros cinco meses del año tienen una fuerza del 60% en el total de ventas del país que al año pasado fueron US$1.500 millones, Sin embargo este año existe una gran incertidumbre sobre el futuro de las exportaciones de los floricultores que equivalen al 95% de la producción nacional.

“Tenemos que sortear serias dificultades. De nuestro esfuerzo sectorial y gremial y direccionamiento estratégico depende el trabajo formal de 140 mil hombres y mujeres del país. Estamos haciendo un ejercicio juicioso para manejar los flujos de caja frente a la evidente reducción de las ventas que incluye importantes conversaciones con el Gobierno en búsqueda de fórmulas para mitigar la crisis. En este sector nuestros clientes realizan los pagos a 30 o 60 días, razón por la que inclusive buena parte de las ventas de San Valentín aún no se han recibido”, puntualizó el dirigente gremial.

Ahora bien, aún cuando las ventas hayan caído margenes sin precedentes, es importante mantener el cultivo en muy buenas condiciones de salubridad y además con las plantas en buen estado para poder continuar luego de la emergencia con la producción de la mismas.

De igual forma uno de los retos más significativos que afronta la industria es el de mantener los trabajos formales que de esta desprenden, en promedio 140.000 personas que se creen tienen contratos directos. La preocupación aumenta entendiendo que más del 50% de los costos de operación de una plantación están dados por los laborales.

“Estamos convencidos que trabajando unidos superaremos esta difícil situación y lograremos reducir al máximo el impacto social y económico para nuestro país, el aporte de los floricultores y el trabajo conjunto con otros sectores y el Gobierno Nacional permitirá a Colombia y a sus habitantes seguir en la senda del crecimiento”, concluyó el vocero gremial.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.