Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Un producto del agro colombiano que hoy destaca por sus formas y colores son los peces ornamentales, un tipo de pesca que tiene como objetivo la caza de variadas especies piscícolas para utilizarse con un propósito netamente decorativo, en distintos espacios como restaurantes, hogares o sitios de trabajo.

A nivel nacional, los ríos Meta, Guaviare y Guainía, junto con sus afluentes, son las principales fuentes del recurso pesquero, que aunados a los caudales del río Atabapo, Manacacias, Vichada e Inírida, constituyen la procedencia de 80% de la producción de estas variedades ornamentales en el territorio colombiano, según datos de la Asociación Colombiana de Productores y Exportadores de Peces Ornamentales (Acolpeces).

Las cifras de la misma entidad, revelan que los centros urbanos donde más se concentra la producción de estas especies acuáticas son Villavicencio, Leticia, Inírida, Puerto Carreño, Puerto Gaitán, Arauca, Cumaribo, Puerto Leguízamo y Florencia.

Allí, los métodos de producción, se dividen en dos: extracción (captura artesanal, en su mayoría) y acuicultura (cría y reproducción). El primero es el más implementado, pues a través de este se genera 97% de la producción nacional, mientras que la acuicultura representa solamente el 3% de las prácticas.

Entre los dos procesos, el total del producto ornamental colombiano para el periodo 2019-2020 fue de 19,8 millones de unidades, de esta cantidad, 12,7 millones fueron exportadas en el último año, según el Servicio Estadístico Pesquero Colombiano (Sepec), sistema que también evidenció que la acuicultura fue menos usada, mientras que la pesca extractiva aumentó.

Además, la pandemia fue un claro agravante para la industria pesquera, debido a que los vuelos internacionales cancelaron sus rutas, y estos son primordiales para el funcionamiento del mercado. En este punto, Jorge Ramírez, presidente de Acolpeces, aseguró que con las cuarentenas “el mercado se redujo, pero no paró totalmente, debido a los vuelos cargueros” ya que para resolver el problema se hizo uso de nuevas rutas. Según el gremio, se estima que el impacto al rubro fue cercano a 40%.

Hay que anotar que los principales destinos de exportación para los productores colombianos están en: Asia (54,5), Europa (22,5%), Norte América (16,5%), y Centro - Sur América (6.5%). En estos continentes el Escalar Altum, la Arawana, los Cardenales y los Otocynclus, son algunas de las especies más demandadas.

Así las cosas, para 2021, el sector de peces ornamentales espera crecer entre 15% y 20%, por lo que las ventas externas podrían llegar a estar por encima de 15 millones de unidades, teniendo en cuenta la cifra de exportaciones actuales. Sin embargo, dicha estimación puede verse afectada por medidas como las vedas y cuotas, que son los periodos en que se prohíbe la captura de los animales con el fin de preservar las especies.

LOS CONTRASTES

  • Saúl Prada PedrerosProfesor de Biología de la U. Javeriana

    "En la explotación de peces ornamentales es fundamental conocer el 'stock' de cada especie y hacer su extracción sin detrimento del recurso."l

  • Francisco OsorioDirector Técnico de cuarentena del ICA

    "Colombia no se ha desarrollado en el cultivo de peces ornamentales. Es vital que el exportador solicite el certificado sanitario"

Otros aspecto importante en este renglón es la demanda interna. Al respecto, Alan Nielsen, gerente de Aquapro, dijo que “el mercado colombiano ha crecido mucho en la última década. Hay más acceso a todo lo necesario para tener un ecosistema acuático en casa, sea con peces, plantas o combinado” y se viene poniendo en marcha la producción en cautiverio de especies nativas.

Por último, Francisco Osorio, Director Técnico de Cuarentena del ICA, mencionó que hace falta fortalecer la acuicultura ya que no se ha desarrollado a cabalidad la reproducción de estos animales. Puntualizó también que los exportadores deben solicitar el certificado sanitario y tener registrado un establecimiento de cuarentena ante el ICA.

Las intenciones de exportación bajaron

La pandemia afectó la industria de peces ornamentales en el país. De acuerdo con las cifras de la Ventanilla Única de Comercio Exterior (Vuce), las intenciones de exportación en kilos disminuyeron en 20%, pues en 2019 las intenciones fueron de 42 millones de kilogramos, mientras que en 2020 fue de 33,4 millones de kg. Así mismo, hubo una reducción en el valor en dólares, ya que estas cayeron más de 30%.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.