México, el mayor comprador extranjero de maíz estadounidense, quiere recibir un millón de toneladas métricas del grano de Argentina ante la prolongación de las negociaciones para el Tratado de Libre Comercio de América del Norte.

Alejandro Salido, director de Aserca, la agencia de comercio agrícola del Gobierno mexicano, dijo el lunes en una entrevista telefónica que un millón de toneladas sería un buen comienzo, y que sólo se necesitaba que los compradores y vendedores se pusiesen de acuerdo.

Los políticos mexicanos, incluido el secretario de Agricultura, Baltazar Hinojosa Ochoa, se reunieron con el Gobierno argentino y homólogos de la industria en Buenos Aires la semana pasada, dijo Salido. México quiere diversificar los suministros de maíz, trigo y soja ante los trastornos del Tlcan.

Grupos agrícolas estadounidenses y compañías comerciales, incluida Cargill Inc., han criticado a la Administración Trump después de que China impusiera aranceles de represalia sobre la soja estadounidense y las negociaciones del Tlcan con Canadá y México se estancaran. Un plan de Estados Unidos para proporcionar US$12.000 millones en ayuda a los productores afectados por la guerra comercial probablemente no se ampliará en los próximos años si la disputa no se resuelve, dijo el secretario de Agricultura, Sonny Perdue, la semana pasada.

México importa alrededor de 14 millones de toneladas de maíz amarillo al año, principalmente de Estados Unidos. En 2016, los envíos se valoraron en US$2.680 millones, según datos del Instituto de Tecnología de Massachusetts.

México también quiere hasta 500.000 toneladas de trigo argentino para reemplazar los suministros estadounidenses, dijo Salido. Los agricultores de las Pampas cosechan trigo en diciembre. La nación latinoamericana resolvió las objeciones por la calidad después de las conversaciones del año pasado y los planes para aumentar los envíos tras un cargamento inicial en el cuarto trimestre de 2017.

Los productores argentinos actualmente están cosechando maíz, y los envíos del grano podría realizarse en los próximos meses. Adecoagro SA exportó 38.000 toneladas a México en el cuarto trimestre, un precursor prometedor, dijo Salido.

Se podría llegar a un acuerdo con el Tlcan para finales de agosto o la primera semana de septiembre, señaló.