Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Para los campesinos resulta de vital importancia contar no solo con almacenes que les suministren los insumos necesarios para el cuidado de sus cultivos y de los animales, sino también con todo tipo de servicios técnicos, financieros y de carácter social que les permitan llevar una vida más allá del campo, en la que también estén integradas sus familias y sus planes a futuro.

Por eso, pensando en esa integración social, en Antioquia se ha gestado un proyecto en los últimos años, uno que no solo provea los productos agropecuarios a los campesinos, sino uno que también los capacite, los unifique y les permita educar a las nuevas generaciones.

Mundo Granja, un proyecto dedicado al campo, es un centro de negocios agropecuarios, que ofrece una variedad de servicios financieros, técnicos y logísticos a los campesinos antioqueños. Como modelo de negocio y como herramienta social, este emprendimiento se ha ido posicionando en Antioquia, con sedes en San Pedro de los Milagros y en Entrerríos, en uno de los departamentos ganaderos más importantes del país.

“No es un almacén o un punto de venta, como los hay en toda Colombia; es un centro agropecuario, al que un ganadero pueda acercarse y pueda llevarse desde un clavo para su cerca eléctrica hasta un fertilizante para sus cultivos. Pero, adicional a eso, que pueda solicitar un seguro para su ganado o para el equipo de ordeño”, indicó Juan Santiago Betancourt, ganadero antioqueño y gerente de Mundo Granja.

Asesoría técnica, veterinarios altamente calificados, entre otros beneficios son los que entrega Mundo Granja, que ha asumido como slogan el “soy productor, ganadero, lechero, antes que comerciante”, dándole prioridad así al oficio que -consideran- “no puede dejarse perder con los años”.
Por eso, el plan a futuro es incentivar a las nuevas generaciones a que no abandonen el campo, a través de capacitaciones y cursos didácticos para que “vuelvan a enamorarse” de los oficios de sus padres y abuelos.

“La idea es involucrarlos a la vida del campo, que no pierdan ese amor por el oficio que desempeñan sus familias. Queremos jóvenes preparados, con estudios, que también puedan continuar ese legado y seguir con el crecimiento del campo colombiano”, dijo Betancourt.

También, para las madres de familia, desde Mundo Granja hay proyectos y capacitaciones, que les permitan involucrarse en la vida del campo al tiempo que reciben beneficios para sus familias y proyectos propios.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.