Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Tras las nuevas invasiones en predios privados, los gremios del Cauca y Valle de Cauca realizan otra denuncia y aseguran que los ataques contra la vida, el trabajo, la libre empresa y la propiedad privada en el norte del Cauca no paran.

Advirtieron que se han presentado más de 15 afectaciones a fincas en los municipios de Padilla, Guachené, Caloto y Miranda, acompañadas de acciones que ponen en peligro la vida de los trabajadores agrícolas y de los habitantes de esta región. Y aseguraron que el 4 de agosto se presentaron avasallamientos en tres fincas de diferentes agricultores.

Solicitan al Estado avanzar de manera urgente en soluciones que protejan los derechos constitucionales de toda la población.

Desde el Consejo Gremial, el Comité Intergremial Empresarial del Valle del Cauca, la SAC, SAG, Asocaña y Procaña, se insiste en que están abiertos al diálogo, pero piden respetar el derecho de los trabajadores y de no interrumpir las actividades que significan un riesgo económico para la región.

"Hacemos un llamado a la sociedad colombiana a que manifieste su rechazo a estas acciones de hecho, acompañadas de actos violentos, que ponen en vilo la vida e integridad de quienes trabajan por el norte del Cauca, así como la productividad y sostenibilidad de los miles de empleos que genera el sector agropecuario e industrial en esa zona y, por ende, el desarrollo social y económico de la región", dicen en un comunicado conjunto.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.