Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Pese a su gran potencial, la productividad del país se ha visto amenazada por la PC, enfermedad que ha causado los mayores impactos económicos y sociales, en todas las zonas palmeras. Ante esta situación, se han desarrollado híbridos interespecíficos Oleifera por guineensis tolerantes a la enfermedad, como alternativa en el tema de sanidad.

El país cuenta con más de 24.000 hectáreas establecidos en híbridos OxG lo cual ha generado la realización de diversas investigaciones con el propósito desarrollar una tecnología adecuada para el manejo de este “nuevo cultivo” ya que el comportamiento del hibrido difiere en varios aspectos de su pariente la Elaeis guineensis.

Un tema fundamental que cobra gran importancia dentro de este desarrollo tecnológico es la nutrición. Hasta el momento se ha venido adaptando la forma tradicional de manejo de fertilización utilizada para guineensis limitándose al aporte principalmente de macro elementos (N,P,K), algunos elementos segundarios como el Mg y el B como nutrimento menor debido a la exigencia que el hibrido presenta de este elemento.

En términos generales en el manejo nutricional del hibrido y en general de la palma de aceite hay un desconocimiento por así llamarlo relacionado con la importancia, interacción y función que cobra cada uno 16 de los elementos nutricionales en especial los nutriesenciales mal llamados elementos menores en los procesos fisiológicos de la palma.

Cada uno de estos “pequeños gigantes”, menores por su presencia frente a sus socios los elementos mayores, pero de vital importancia gracias a su aporte en el vital equilibrio fisiológico del metabolismo llevado a cabo en los órganos vegetales durante las diferentes etapas fenológicas de la palma, favorecen el balance nutricional que repercute en el óptimo aprovechamiento de los nutrientes, resistencia a plagas y enfermedades y en especial en el aumento de la producción en toneladas hectárea año.

De acuerdo con lo anterior, es importante destacar las principales funciones de algunos de los nutriesenciales en el balance nutricional de las plantas, es así como el Fe interviene en la síntesis de clorofila y activación enzimática; Mn y Zn contribuyen con la síntesis de proteínas, carbohidratos y lípidos; Cu importante para el metabolismo del nitrógeno y los carbohidratos; B favorece la elongación, división celular, diferenciación de tejidos, metabolismo de auxinas y fenoles; el Mo hace parte de enzimas como la Nitrogenasa y Nitrato reductasa; el Cl regula la apertura de los estomas (con el K); el Si aumenta la resistencia de la palma al ataque de plagas, enfermedades, estrés hídrico, tiene acción sinérgica con el Ca, Mg y K. entre otras funciones.

Es allí donde empezamos a “romper paradigmas” adelantando trabajos con aplicación de estos nutriesenciales dentro de las soluciones integrales en nutrición, dando como resultado, el aumento de la resistencia al ataque de PC dentro de un manejo integrado, al igual que el aumento entre un 30 a 50% en la producción de RFF con diferencias de 2,5 toneladas por hectárea frente a lotes sin aplicación, experiencias de más dos años en las diferentes zonas palmeras.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.