Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La producción de soja brasileña atraviesa complicaciones relacionadas a las fuertes lluvias que golpean las regiones productoras de esta semilla en el norte del país latinoamericano. Esta semana ha presentado algunas interrupciones durante el periodo de cosechas que, además, venía con retrasos en calendario.

Según reportes de la consultora Datagro, en cuestión de una semana, sufrió un aumento de apenas 4.7%, mientras la media de los últimos 5 años fue del 6.6%. La cosecha sigue siendo muy inferior al 21,4% del mismo periodo de 2020 y al 19,7% de la media de los últimos cinco años, sostuvo la consultora.

"Además del ya esperado retraso por la lentitud de la siembra, las lluvias se vienen sucediendo con regularidad en prácticamente toda el área productora, manteniendo el trabajo limitado a las pocas ventanas de mejora climática", trinó Flávio Roberto de França, coordinador de Cereales de Datagro.

A pesar de algunos problemas localizados, las condiciones generales de la cosecha son satisfactorias en la mayoría de las regiones productoras y "el país se encamina hacia la recolección de otra cosecha completa y, muy probablemente, récord", agregó.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.