Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Controlar el gusano blanco y la polilla guatemalteca, dos de las plagas más comunes en los cultivos de papa es el principal objetivo de la invención desarrollada por la Universidad Nacional de Colombia (U.N.), un equipo que aplica plaguicidas convencionales y biológicos por debajo del suelo. 

“Está identificado que el orden del 90% de los productores de papa corresponden a agricultores con menos de tres hectáreas y ellos responden por más del 45% de la papa que llega al mercado local, para ese perfil de agricultores normalmente no se desarrollan este tipo de equipos sino que se consiguen equipos muy costosos, por eso sobre esa base se desarrolló un equipo denominado lanza inyectora, el cual permite aplicar planta a planta los agroquímicos pertinentes para controlar plagas presentes por debajo de la superficie del suelo”, explicó Roberto Villalobos Rebolledo, autor de la invención que recibió patente por parte de la Superintendencia de Industria y Comercio (SIC) .

Este equipo para aplicar plaguicidas a los cultivos de papa, gracias a su diseño de lanza, permite que el operario pueda llegar hasta el cuello de la planta, de manera que al hacer un solo disparo asegura que el producto efectivamente es aplicado a la profundidad y con la dosis requerida. 

La inyectora está provista de una válvula especial antigoteo que evita cualquier tipo de desperdicio, el alto nivel de precisión no solo garantiza un ahorro significativo en la cantidad de producto empleado, sino que además contribuye a disminuir el impacto ambiental.

De acuerdo con Villalobos, “las larvas del gusano y la polilla se encuentran a una profundidad del orden de 10 centímetros, y en esa zona atacan al tubérculo, afectando la calidad y producción de la cosecha”.

Esta invención se comenzó a diseñar desde el 2010 para ofrecer una solución efectiva al problema de las plagas. En su construcción participaron ingenieros agrícolas, agrónomos y especialistas en entomología, y con orientación de Villalobos Rebolledo, comenzaron a diseñar un dispositivo que fuera de fácil uso y que garantizara la aplicación del plaguicida a la altura del cuello de las plantas.

Por otro lado, Villalobos, miembro del Grupo de Investigación en Desarrollo Sostenible y Gestión Ambiental de la Facultad de Ciencias Agrarias de la U.N., destacó que el equipo ofrece ventajas para diversos escenarios en los cuales la lanza puede penetrar el sustrato o el suelo, como por ejemplo cultivos hidróponicos o plantas de vivero.

La opinión 

Roberto Villalobos Rebolledo
Autor de la invención 
“Este equipo permite aplicar planta a planta los agroquímicos para controlar las plagas que están presentes por debajo del suelo”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.