Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Los fertilizantes se han convertido en un tema polémico y central para el agro colombiano este año. Esto, no solo por el encarecimiento que ha sufrido este producto, sino porque ante la crisis de acceso y suministro han surgido alternativas orgánicas que se presentan como un opción rentable y beneficiosa para la tierra y el agricultor.

LOS CONTRASTES

  • Corina Zambranovicepresidenta de Porkcolombia

    “Promovemos la sostenibilidad en la porcicultura, un factor que cada día toma más importancia en el ecosistema agroindustrial”.

Es así como la porquinaza se está abriendo camino en el sector, pues garantiza nitrógeno y mejora la calidad del suelo haciéndolo un producto ideal para el uso de la ganadería de leche y carne, cultivos cítricos y algunos tipos de cultivos de aguacate, cacao, café, frijol, entre otros.

¿De qué está hecha la porquinaza y cómo se puede elaborar para los cultivos? La porquinaza está formada por las heces fecales y la orina de los porcinos, a la que se le agrega el material utilizado como cama de los cerdos y el agua proveniente de los lavados de las instalaciones y la que se pierde de los bebederos.

Después de recogerse debe ser enviada a un tanque estercolero y, de allí, al sistema de riego por aspersión; su aplicación puede hacerse en fresco, es decir, tan pronto se recoge.

Otro método de elaboración es mediante los biodigestores, que son contenedores sellados herméticamente al que entra estiércol, desperdicios de comida, rastrojos de siembra y materia orgánica, en general; allí se guardan las heces y, a través de un proceso de descomposición anaeróbico (sin aire), se matan todos los organismos que causan enfermedades (patógenos) y esa misma excreta puede ser usada como abono, pues los nutrientes básicos, como el nitrógeno y el fósforo, no se afectan en su composición y calidad.

Dado entonces que la elaboración de este fertilizante se realiza a partir de los residuos que genera la misma granja porcina y que no requiere ningún elemento adicional, su rentabilidad y rendimiento son una de las grandes ventajas frente al fertilizante tradicional, pues un lote de 20 cerdos puede salir material para abonar una finca que contenga un promedio de 40 vacas.

Jorge Andrés Estrada, ganadero de Antioquia, abona su finca desde hace cinco años con este fertilizante orgánico y explica que los beneficios que le brinda al suelo se reflejan en los litros de leche diaria que le dan sus vacas. “Fertilizo los suelos con porquinaza y esto ha mejorado la calidad de mis tierras, que las tengo destinadas a la producción de pastos para alimentar a un hato de 40 vacas jersey; ordeño unas 20 diarias y cada una me ofrece entre 18 y 20 litros”, resaltó.

Algunos expertos aseguran que, como recomendación, se deben hacer análisis de suelo para determinar los requerimientos nutricionales del mismo, llevar un registro de las zonas de fertilización, tener un tanque con suficiente capacidad y no aplicar este fertilizante para cultivos de porte rastreros y hortalizas.

Además de los usos para nutrir los suelos, entidades como Porkcolombia y la Universidad CES encontraron que la porquinaza puede emplearse para la generación de energía por medio de un sistema que incluye reactores anaerobios.

También genera energía

Otro de los usos que tiene este fertilizante orgánico es el de generar energía eléctrica. Recientemente, la Universidad CES y Porkcolombia inauguraron un biorreactor que trata la porcinaza y genera energía. Según explicaron, la porcinaza que se evacúa de la granja se direcciona a un decantador para separar los sólidos sedimentables. Luego, esa porcinaza, pretratada físicamente, es conducida a los dos reactores anaerobios, los cuales cuentan con un sistema de agitación y de flujo ascendente, donde la porcinaza es transformada.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.