Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Según la Federación Nacional de Cultivadores de Palma de Aceite, en julio la producción de aceite de palma crudo en Colombia se logró posicionar como la cuarta a nivel mundial y la primera en América gracias a las 123.000 toneladas producidas a lo largo del mes .

En lo corrido del año la producción alcanzó las 1.103 toneladas con un incremento de 1% frente a las 1.092 toneladas durante el mismo periodo del año anterior.

Los entes encargados de supervisar la producción añadieron que la producción de los últimos doce meses (agosto 2020/julio 2021 vs. agosto 2021/julio 2022) arrojó un incremento de 11,9%. Dicho incremento, entre otras razones, es resultado del incremento en la fertilización de los cultivos que se evidenció una vez los precios del aceite empezaron a mejorar en 2020.

En relación a la producción mensual se registro un descenso de 9,7% en julio, esta reducción se explica porque durante los últimos dos años los cultivos de palma se vieron sometidos a un déficit hídrico, impactando así negativamente la productividad. Según cifras de Cenipalma por cada 100mm de déficit hídrico, el rendimiento del cultivo decae en 2,5 toneladas de fruto por hectárea.

Hay que añadir que a pesar del incremento global en el precio de los insumos básicos para la producción de aceite de palma, el buen comportamiento de los precios durante los últimos 18 meses ha permitido a los productores mantener el cumplimiento de los planes de fertilización de sus cultivos, acción fundamental para sostener la productividad alcanzada al ser un cultivo de tardío rendimiento.

Así mismo, en el periodo de enero a julio de 2022, las ventas totales de aceite de palma continúan mostrando un buen comportamiento alcanzando 1,1 millones de toneladas, un crecimiento de 4,7% respecto al mismo periodo del 2021.

En lo correspondiente a su distribución por mercados, en lo que va de este año, 67% de las ventas han tenido como destino el mercado local y 33% el mercado de exportación. Específicamente, las ventas al mercado local ascendieron a 745.000 toneladas en los primeros siete meses, mostrando un aumento de 6,9% respecto al mismo periodo de 2021. En relación con las exportación, estas crecieron 0,6% en igual periodo, alcanzando las 363.000 toneladas.

De hecho, en el mes de julio, 85% de las ventas de aceite de palma se vendieron al mercado local, lo cual lleva consigo que la producción nacional continúa atendiendo satisfactoriamente la mayor demanda interna en los segmentos de alimentos, concentrados y biodiésel, entre otros.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.