Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Para los agricultores productores de aguacate hass, 2018 comenzó con un mercado americano cercano, abriendo la posibilidad de la exportación de este producto colombiano. Hoy el sector del suroccidente del país cuenta los retos con los que se han encontrado y las expectativas que tienen para lo que resta del año.

La demanda de aguacates en Europa, Asia y Estados Unidos, ha provocado un aumento de la productividad del aguacate colombiano como nunca antes visto. El Valle del Cauca, siendo uno de los principales sectores con los terrenos ideales para la cosecha de este fruto, cuenta con empresas nacidas en estas tierras con la productividad necesaria para llegar a varios rincones del mundo. Diego Fernando Duque, subgerente de Frutales Las Lajas, explica que “Europa es culturalmente un continente con indicadores ascendentes de consumo que lo hacen muy atractivo, por esto nos hemos concentrado en abastecer estos consumos españoles, holandeses, alemanes, portugueses, entre otros.”

Rodolfo Ahumada, gerente comercial de Pacific Fruits, tiene la experiencia con esta empresa de exportar desde hace dos años a países como Holanda, Alemania, Francia y España, a la Unión Europea, a Hong Kong y a Dubai, pero cuenta que este ejercicio ha sido muy diferente al de exportar a Estados Unidos.

Desde septiembre del 2017 quedó abierto el mercado americano para la exportación de aguacate hass colombiano, pero los protocolos de trabajo para la aceptación de los productos, han sido más rigurosos a diferencia de los que estaban acostumbrados. Según Ahumada, “a la fecha de hoy, es decir, casi ocho meses después de que se abriera este mercado, solamente se han exportado dos contenedores y medio”.

Las exigencias norteamericanas consisten en monitorear y erradicar las plagas que puedan estar presentes en los cultivos, al momento del empaque del contenedor debe estar presente un funcionario del ICA capacitado en el plan de trabajo estadounidense para verificación de calidad, la logística de transporte debe garantizar que los camiones estén aislados para que no ingresen plagas en este, y por último, la Aphis (Animal and Plant Health Inspection) inspecciona el producto una vez llegue a los Estados Unidos para autorizar o negar su ingreso.

Para ser competitivos en este aspecto, el Valle del Cauca se ha venido preparando con zonas cualificadas y con potencial exportador para Norteamérica. “Encontramos muy buenas experiencias en la Vereda la Tulia en Roldanillo, en Anserma Nuevo, Argelia y Sevilla”, dice Duque sobre su conocimiento en el sector desde Frutales Las Lajas, quién también espera que se siga aumentando los terrenos cultivados en este departamento.

Las condiciones de la tierra, la conectividad vial y la infraestructura de la región, ha posicionado al Valle del Cauca como departamento ideal para la producción aguacatera, y se espera que el suroccidente del país siga su crecimiento en producción de aguacate hass, al punto de llegar a ser la primera opción en Colombia para las empresas internacionales. “Me atrevo a decir que el Valle del Cauca en un plazo no mayor a unos tres años pueda convertirse en el principal departamento productor de aguacate hass del país”, expresa Ahumada.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.