Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Los floricultores, por ejemplo, son uno de los gremios que han decidido implementar el uso de las mantas anti-heladas, como una medida para proteger su producto. Éstas están hechas de una tela especial y se colocan encima de los cultivos para evitar su enfriamiento repentino.

Normalmente se utilizan bajo condiciones de invernadero, porque es el sitio donde pueden tener una mayor eficiencia de su uso. Así lo explicó Edison Valencia Pizo, director de Ceniflores.

“En combinación con otras medidas, han contribuido a evitar o reducir el daño por la heladas en los cultivos. En algunas fincas aplican riego de agua por aspersión o utilizan las mantas, dependiendo del riesgo de la helada y de la temperatura prevista y duración de la misma”, agregó.

De acuerdo con Valencia, por lo general las mantas se deben utilizar cuando hay amenaza de heladas, basadas en los pronósticos fitosanitarios, con temperaturas cercanas a cero, es decir entre 2 y 5 grados centígrados.

“Esta situación sucede con mayor probabilidad en noches de cielo despejado, además entre la media noche y la madrugada”, puntualizó el director de Ceniflores.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.