Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El Instituto Colombiano Agropecuario (ICA) confirmó la presencia del hongo Fusarium Raza 4 Tropical en unas fincas del departamento de La Guajira en agosto del año pasado. Este, también llamado ‘Mal de Panamá’, afecta a la raíz de los cultivos de banano y plátano.

Desde ese momento, se inició un plan de trabajo, articulando esfuerzos públicos y privados, para evitar la propagación del virus en las plantaciones de banano del país, cuya producción en 2019 ascendió a 2,1 millones de toneladas, de las cuales se exportaron 1,8 millones.

“Trabajamos articuladamente con el Gobierno Nacional, es decir con el ICA, con el Ministerio de Agricultura, con la SAC, Agrosavia, los demás gremios y nuestros afiliados. Hemos reforzado las medidas de bioseguridad, capacitado a más de 25.000 personas, en más de 800 fincas en Urabá y Magdalena, que equivale a más de 37.000 hectáreas. Adicional, hemos sensibilizado alrededor de 20.000 personas de la comunidad”, explicó Emerson Aguirre, presidente (E) de la Asociación de Bananeros de Colombia (Augura).

LOS CONTRASTES

  • Emerson AguirrePresidente (E) de Augura

    Le hemos apuntado a evitar la propagación de la enfermedad, pero también conocer casos de países que convivan con esta de manera exitosa


  • Juan Luis CardonaPresidente de Unibán

    El hongo se propaga por medio de semilla vegetativa y el suelo infectado transportado por diferentes vías, como el calzado

Para ese trabajo de prevención y erradicación del hongo se han invertido más de $4.500 millones, de los cuales Augura ha aportado aproximadamente $2.000 millones en la implementación de medidas de bioseguridad.
Sin embargo, “la meta propuesta es invertir, en los próximos cuatro años, alrededor de US$1 millón anuales para proyectos como distrito de adecuación de riego, mejoramiento productivo, mejores prácticas agroindustriales, entre otros, con el objetivo de aumentar en 5% las exportaciones de banano. Además, el nuevo convenio entre Augura y el ICA incluye una inversión de ambas entidades de aproximadamente $6.000 millones”, agregó el dirigente gremial.

Sobre las medidas de bioseguridad para controlar la plaga Juan Luis Cardona, presidente de Unibán, anotó que “los propietarios de las fincas deben hacer un control previo y validación de estas tanto a empleados, como a visitantes que ingresen a las fincas, por ejemplo en el cambio de calzado y desinfección del mismo, esto también aplica para el uniforme. Así mismo, se han realizado adecuaciones en infraestructura en las plantaciones como puertas, paso nivel, zonas de recibo de visitantes alejadas de cultivos, áreas de limpieza y desinfección del calzado y de vehículos”.

A continuación, encuentre cinco sugerencias para que proteja su cultivo del Fusarium.

Aprenda a reconocer los síntomas

Cuando la planta está contagiada se puede ver un marchitamiento y amarillamiento de las hojas adultas, que avanza desde el margen hacia la nervadura central. Las hojas afectadas se doblan en la base de la nervadura central y quedan colgadas en la planta formando un “enruanamiento”.

Utilice material de siembra certificado

Para evitar la entrada del hongo a su cultivo es importante que utilice solamente material vegetal de siembra que cuente con registro en el ICA. Si el material de siembra que usa habitualmente es importado, asegúrese de que este cuenta con todos los requisitos fitosanitarios establecidos por la entidad.

Capacite a todo el personal del cultivo

Es importante capacitar al personal que reside o trabaja en el predio sobre el reconocimiento de los síntomas, las implicaciones de la enfermedad, sus mecanismos de propagación y las medidas de bioseguridad que deben cumplirse dentro del predio para evitar la propagación de la plaga.

Refuerce los controles de ingreso

Teniendo en cuenta que el hongo se propaga por el movimiento de material y a través del suelo, es importante reforzar los controles de ingreso de personas, vehículos, herramientas, equipos y material vegetal a la finca, con el fin de minimizar los riesgos de llegada de la enfermedad al cultivo.

Alerte a la autoridad sanitaria si sospecha

Si tiene la sospecha de que las plantas de su cultivo contrajeron la plaga es fundamental que notifique a las autoridades sanitarias, como el ICA, para que envíen personal capacitado a evaluar la situación. Esto, porque la única forma de confirmar la presencia del hongo es con pruebas de laboratorio.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.