Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El clima desfavorable hizo que el rendimiento de la segunda cosecha de maíz en el centro-sur de Brasil cayera a su nivel más bajo en 10 años, dijo el lunes la consultora AgRural, que proyectó una productividad de 66,6 sacos de 60 kilos por hectárea.

Después de que la sequía y luego las heladas arruinaran gran parte de la cosecha, se espera que los agricultores brasileños recolecten 51,6 millones de toneladas de la segunda cosecha de maíz, 19 millones de toneladas por debajo de los 70,5 millones de la temporada pasada, dijo AgRural.

El maíz de segunda cosecha, sembrado después de la recolección de la soja, es el principal cultivo del grano del país.

Con esta cosecha, Brasil compite con Estados Unidos como uno de los mayores proveedores del mundo en los mercados mundiales, vendiendo a países como Irán y Japón.

"La cosecha de maíz 2021, sembrada con mucho retraso debido al retraso en la cosecha de soja, fue el resultado de la falta de lluvia en la mayoría de las áreas productoras en abril y mayo", dijo AgRural. "La helada que comenzó a finales de junio y que se prolongó hasta ahora redujo los rendimientos y también causó problemas de calidad".

El 1 de julio, AgRural había pronosticado que la segunda cosecha de maíz sumaría 54,6 millones de toneladas, pero el clima desfavorable llevó a otra revisión en la proyección.

El frío y la humedad de las últimas semanas también limitaron el ritmo de cosecha. Los agricultores recolectaron solo el 49% de su área de maíz en el centro sur hasta el jueves pasado, por debajo del 61% al mismo momento del 2020, dijo AgRural.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.