Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Los futuros de la soja en Estados Unidos se dispararon casi un 4% el martes, alcanzando máximos de seis años y medio gracias a una mezcla de compras técnicas de fondos y preocupaciones por la oferta de Sudamérica, según analistas.

El maíz siguió a la soja en su alza, pero se mantuvo por debajo de la resistencia psicológica de los 5 dólares por bushel. El trigo subió más del 2%, estableciendo un máximo de seis años.

A las 1857 GMT, la soja en la Bolsa de Comercio de Chicago subía 46 centavos a 13,59 dólares por bushel después de alcanzar los 13,7325 dólares, el mayor precio para el contrato de soja más activo desde junio de 2014.

El maíz para marzo ganaba 8,5 centavos a 4,9225 dólares por bushel, pero se mantuvo por debajo del máximo del contrato del lunes de 4,9775 dólares. El trigo avanzaba 14 centavos a 6,56 dólares por bushel después de alcanzar los 6,645 dólares, el precio de referencia más alto del grano desde diciembre de 2014.

La soja marcó la pauta alcista por compras técnicas que se aceleraron después de que el contrato de marzo superó el máximo del lunes de 13,495 dólares.

"Los precios de la soja subieron alrededor de medio dólar esta mañana cuando las órdenes de compra encontraron una ausencia de órdenes de venta y los computadores llevaron las cosas mucho más alto", escribió el economista jefe de materias primas de StoneX, Arlan Suderman.

"Eso también añadió ímpetu a los precios del maíz y el trigo, aunque el apoyo fundamental para tal movimiento era cuestionable", agregó Suderman.

Los comerciantes se han centrado durante semanas en las preocupantes perspectivas de producción en Brasil y Argentina debido a las condiciones de sequía en algunas zonas. La semana pasada, Argentina dijo que suspenderá las ventas de maíz para exportación hasta el 28 de febrero, ya que el gobierno busca asegurar un suministro local.

La cosecha de soja de Brasil ha comenzado lentamente en el estado de Mato Grosso, el mayor productor. Los agricultores locales dicen que está atrasada respecto del año pasado debido a las escasas lluvias de principios de temporada.

Los analistas también están esperando los informes de oferta y demanda del Departamento de Agricultura de Estados Unidos del 12 de enero, que ofrecerán estimaciones actualizadas de la producción y pronósticos de exportación.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.