Latinoamérica continuará siendo una de las principales regiones proveedoras de productos básicos para el mundo con una participación entre 56% y 59% de comercio mundial de soya y azúcar, respectivamente, y 30% del comercio mundial de carne para 2027 según el más reciente informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (Ocde) y la Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO).

Las proyecciones señalan que la producción agrícola y pesquera de la región y el Caribe crecerá, al menos, 17 % en los próximos diez años.

De acuerdo con las organizaciones, en 11 millones de hectáreas aumentará la tierra destinada para uso agrícola y el producto que más contribuirá al crecimiento será, precisamente, la soya con 62% de la expansión de la expasión del área cultivable. Se espera que la región siga siendo un importante proveedor mundial de diversos productos básicos alimenticios, representando entre 56% y 59% del comercio mundial de soja y azúcar y 30 % del comercio mundial de carne para 2027.

Por otra parte, se prevé una expansión de la producción acuícola en Brasil y Chile, con un crecimiento de 43%. En consecuencia, la región seguirá como el segundo mayor productor de acuicultura.