Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La producción de frutas es un negocio que en Colombia cada vez toma más fuerza, sin embargo, para exportar se debe cumplir con ciertas especificaciones de calidad y maduración.

La tecnología Inspectra desarrollada por Compac, permite a los productores fotografiar el interior de la fruta sin hacer ningún tipo de daño a la misma; así, podrán verificar el estado interno antes de empezar con otros procesos como exportación y pierdan dinero por producciones que llegaron en condiciones inapropiadas al país receptor, es decir, o sobre madurados o dañados.

LOS CONTRASTES

  • Sebastián Londoño Gerente de Agrosermaq

    “Cuando logras tener una fruta con consistencia en tamaño o forma, y puedes saber su nivel de dulzor o maduración; garantizas productos de calidad”.


  • Jacinto TrigoDirector para Latinoamérica de Compac

    “Lo interesante del sistema es que hace un estudio uno a uno cuando se calibra para establecer puntos claves para productores y empacadores del fruto”.

Jacinto Trigo, director regional para Latinoamérica de Compac, aseguró que el retorno a la inversión se ve en la facilidad de la toma de decisiones en lo referente a los destintos de los producto, pues perdidas por frutas que llegan sobre maduradas o dañadas se pueden evitar.

Los tiempos

Una vez el sistema llega al sitio donde se debe instalar, demora de dos a tres días el proceso para que esté en funcionamiento, dependiendo el volumen de procesamiento de la máquina.

En promedio, en la planta de Westfalia en Sonson, se analizan 1.800 frutos por minuto, es decir 30 frutas por segundo, equivalentes a 20 toneladas por hora; se analizan por peso y porcentaje de materia seca de cada fruta. Jacinto Trigo de Compac aseguró que la velocidad de análisis está directamente relacionada con la capacidad de proceso.

¿Cómo lo hace?
Mediante sensores, cámaras y espectómetros analiza toda la información del aguacate, teniendo en cuenta aspectos como el peso, tamaño, color, forma, calidad externa y calidad interno, en el caso del aguacate, la materia seca y en el de cítricos, los grados brix.

Una vez el sistema esté calibrado, un modelo de correlación matemática se encarga de medir y determinar el porcentaje maduración o dulzor del fruto uno a uno para luego clasificarlos.

El valor agregado
Permite mejorar la experiencia del consumidor por el sabor de la fruta que llega a los diferentes mercados pues ya va asegurado que llegará en buen estado según el porcentaje de maduración. Por otra parte, también ayuda a reducir la merma de la producción pues se podrá saber con exactitud las propiedades de las frutas. Además, se diminuyen los riesgos de hacer envíos que lleguen sobre madurados o dañados a los destinos finales.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.