Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

"Don Be" es un emprendimiento familiar que busca dar a conocer la variedad de bebidas ancestrales que ofrece el Pacífico. Sus fundadores son oriundos de Guapi (Cauca), y su negocio se ha transmitido de generación en generación y con el tiempo lograron expandir su producción a Bogotá. Hace 10 años se encuentran en la capital, lugar donde han podido difundir los sabores y creencias de su tierra. El objetivo de la empresa es comercializar en el exterior.

Con el nombre de su marca, los fundadores quisieron mantener vivos sus orígenes, pues la elaboración de bebidas ancestrales para ellos ha sido una labor que se ha transmitido a cada generación. "Mi mamá aprendió este oficio de mi abuelo y, cuando él falleció, continuó con la producción", señaló.

La emprendedora indicó que en el pacífico colombiano estos productos se consideran ancestrales y hacen parte de sus creencias y su cultura. Cuando llegaron a Bogotá, hace aproximadamente 10 años, fue un reto la comercialización, pues en la capital del país estas bebidas no son conocidas. Sin embargo, poco a poco fueron estableciendo una clientela interesada por sus elaboraciones. También han recibido el apoyo de algunas instituciones como Corferias, que les han permitido exponer sus productos.

Cabe resaltar que Don Be genera empleo, y se constituyó como una forma de dinamizar la economía de sus territorios. Aunque las bebidas las fabrican en la planta que tienen en Bogotá, mandan a traer los insumos y frutos del Pacífico. La empresaria explicó que no es lo mismo utilizar el fruto que se vende en los mercados de la capital que usar aquellos traídos directamente de la región, de esta manera "Don Be" quiere mantener el sabor ancestral.

El viche, tomaseca, arrechón y botella curada, son algunas de las bebidas que producen de manera artesanal. "El viche es un aguardiente hecho a base de caña de azúcar. Como nosotros somos de Guapi, Cauca, la caña que usamos es morada. La bebida que nosotros fabricamos tiene 38 grados de alcohol y se hace manualmente, utilizando una olla de barro", comentó

Elaboran otras bebidas consideradas afrodisíacas como el "arrechón", la cual lleva borojó, chontaduro, anís, canela, entre otros ingredientes, este es un producto multivitamínico. Hay otras como la "tomaseca" que se usan con fines medicinales. "Esta se utiliza especialmente en las mujeres, para limpiar el aparato reproductor femenino, o para quienes buscan un embarazo", dijo. En Don Be también ofrecen crema de café, de coco y de maracuyá, cocadas y aceite de coco.

La "botella curada" es una de sus elaboraciones que representa las creencias de la región del pacífico. "En mi casa mi abuelo tenía una botella curada, cuando a alguien le picaba una culebra, la botella se destapaba inmediatamente", recordó. Este uno de los principales medicamentos usados por los médicos tradicionales en las comunidades de esta región del país.

La mujer emprendedora comentó que poco a poco se ha visto un incremento de la competencia en este negocio. "Ahora ya hay más productores de viche, son más las personas que están entrando a este negocio. Sin embargo, no vemos esto como algo negativo, lo vemos como una oportunidad para que se siga conociendo más sobre los productos del pacífico". El objetivo de "Don Be" es seguir exponiendo las bebidas ancestrales del pacífico, y conseguir el apoyo para poder comercializarlas afuera del país.

El emprendimiento cuenta con dos local en Bogotá, el primero ubicado en la Cra 7 # 22-66 en el centro de la ciudad, y el segundo en el Centro comercial Altavista en la localidad de Usme. Si quiere conocer más sobre sus productos puede acceder a su cuenta de Instagram @bebidas_ancestrales_don_be.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.