Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

En este momento es muy difícil encontrar un producto del agro con tanto potencial en el mercado internacional como lo tiene el aguacate hass. Tan solo hace unas semanas en el Congreso de Aguacate de Medellín hubo un potencial de negocios por más de US$15 millones.

Japón por ejemplo es un mercado para el aguacate hass de más de US$200 millones al año y China que recién dio luz verde a la fruta colombiana tiene posibilidades por US$120 millones.

Y es que para los empresarios, esa fruta en esta variedad es una de las que más oportunidades tiene en el corto plazo, si se tiene en cuenta que, por ejemplo, en Asia hace dos años el consumo per cápita era de 0,1 kilos y ahora se calcula en entre 0,5 y 0,8 kilos; en Europa es aún mayor con entre 1,2 y 1,5 kilos.

El principal sigue siendo Estados Unidos con 3,5 kilos, donde a finales de este año los productores colombianos esperan concretar nuevos acuerdos comerciales, ya que ese país oficializó la admisibilidad del producto nacional.
Luego de que el Gobierno abrir las exportaciones de hass a Japón y China desde este año, en el sector ya se habla de los beneficios netos que esto significaría. Por ejemplo, cálculos de Corpohass dan cuenta de que con los primeros envíos a esa región impulsarían las exportaciones a tal punto que se cierre 2019 con ventas por entre US$90 millones y hasta US$100 millones.

Hay que tener en cuenta que solo a julio este año las exportaciones iban en US$60 millones, eso es más de lo que se hizo en todo 2018.

En términos del destino de las exportaciones de esta fruta, Europa aparece como el principal comprador, pues el año pasado el mayor demandante fue Holanda con casi 14.000 toneladas por valor de US$25,8 millones; Reino Unido, con 5.577 toneladas por US$12,3 millones; y de tercero España con casi 3.000 toneladas por US$5 millones.