Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Las zonas urbanas en Colombia suelen contar con mejores herramientas digitales que las rurales. Por eso en Colombia, según la Gran Encuesta TIC, realizada por la Universidad Nacional en 2019, cerca de 40% de la población colombiana no tiene acceso a internet fijo y solo 26% de los hogares rurales tienen conexión. Por lo anterior, nuestro país enfrenta uno de los desafíos más grandes que nace a partir de su extensa y difícil geografía: conectar a la población rural, mejorar su conectividad y garantizar un verdadero acceso a la tecnología.

Y es que con la pandemia pudimos observar cómo las herramientas digitales jugaron un papel protagónico en la vida de las personas, y la importancia de estas para lograr conectar el campo y poder modernizar sus prácticas para el desarrollo de la agroindustria. Así que para alcanzar el Objetivo de desarrollo sostenible de un mundo libre del hambre, según la FAO, es necesario construir soluciones innovadoras y tecnológicas que ayuden a las personas a ser más productivos, eficientes y sostenibles.

Nuestro desafío será la digitalización del campo. Solo así se dará un verdadero salto al cierre de brechas digitales. Hemos avanzado en los últimos años, continuamos con un innegable compromiso en consolidar la cobertura, ampliar el acceso a las tecnologías y otorgar condiciones básicas para la transformación digital.

En especial, desde Claro, seguimos trabajando para la transformación del agro en Colombia, llegando con conexión de calidad a 1.090 cabeceras municipales con internet móvil 4G y a más de 110 ciudades con fibra. Esto nos ha permitido que pequeños empresarios en diferentes regiones vendan y comercialicen sus productos, se den a conocer por medio de Internet, redes sociales y conecten a clientes y proveedores. Por ejemplo, con la entrada en servicio de esta tecnología en 27 zonas rurales de Cauca, se benefician más de 23.000 personas, quienes por primera vez acceden a la red y a soluciones tecnológicas para sus emprendimientos. Lo mismo sucede con los habitantes de más de 210 localidades apartadas del país ubicadas en la Alta Guajira, Amazonas, Arauca, Bolívar, Boyacá, Caquetá, Casanare, Cauca, Cesar, Chocó, Córdoba, Cundinamarca, Guaviare, Huila, Magdalena, Nariño, Norte de Santander, Putumayo, Santander, Sucre, Tolima, Valle del Cauca y Vaupés, quienes empezaron a utilizar, por primera vez, Internet Móvil 4G de Claro y pueden acceder a plataformas gratuitas desarrolladas por la Fundación Carlos Slim, como capacitateparaelempleo.org, en donde pueden obtener y fortalecer sus conocimientos desde una línea agropecuaria con cursos, diplomados y técnicos como Técnico en cultivos vegetales, Técnico procesador de frutas y verduras, promotor de artículos orgánicos, entre otros.

Así mismo, cobertura y conectividad permiten desarrollar soluciones que apoyan los procesos pruductivos y de negocio basadas en Tecnologías de la Información y las Telecomunicaciones, como IoT -Internet de las Cosas-, Big Data y Analítica, entre otras.

Por ejemplo, con sensores IoT se pueden monitorear diferentes variables como temperatura, humedad, Ph y energía eléctrica, las cuales son transmitidas por la red de datos a diferentes motores analíticos que permiten a los cultivadores tomar decisiones correctas en el momento indicado, gracias a que reciben la información de manera oportuna y de esta manera pueden identificar falencias, generar alertas y reconocer oportunidades de mejora en los procesos existentes.