Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Bajo el proyecto Chem Cycling, Basf está innovando en el reciclaje de residuos de plásticos. La compañía podrá utilizar las materias primas que surjan de un proceso de reciclaje químico como insumos de su producción, sustituyendo parcialmente los recursos fósiles.

“Con nuestro proyecto ChemCycling, estamos utilizando el residuo plástico como materia prima. De esta forma, creamos valor para el medio ambiente, la sociedad y la economía. Sumamos fuerzas con nuestros socios en toda la cadena de valor para establecer un modelo circular”, añadió Brudermüller.

El reciclaje químico es una manera innovadora de reutilizar los residuos plásticos que actualmente no se reciclan, como los plásticos mezclados o contaminados. Normalmente los residuos plásticos se envían a vertederos o a incineración con recuperación de energía. Con el reciclaje químico se ofrece otra alternativa y permite que estos plásticos puedan ser utilizados para producir gas de síntesis o aceite de pirólisis mediante procesos termoquímicos.

En la etapa piloto, Basf junto con 10 clientes de diversos sectores, está desarrollando productos incluyendo empaques para lácteos, estantes para heladeras y paneles de aislamiento térmico.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.