Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Desde diciembre y hasta mediados de marzo, las temperaturas en zonas del país ubicadas a más de 2.400 metros de altura suelen caer a niveles bajo cero, trayendo consigo un temporal de heladas que amenaza con afectar diferentes siembras y cultivos en todo el territorio. Sin embargo, para evitar contratiempos en las primeras cosechas del año, existen estrategias previas que pueden salvar a los productos que se verían perjudicados por esto.

Entre los más vulnerables a las heladas se encuentran la papa, las hortalizas, frutas, flores y el maíz. Para dichos casos, las estrategias para su cuidado dependerán de si el cultivo está en un ambiente protegido o a libre exposición, según comentó la docente del Politécnico Colombiano Jaime Isaza Cadavid, Elena Paola González.

Durante las heladas, el manejo de los cultivos en un ambiente protegido es más sencillo, ya que se pueden manejar mejor los niveles de temperatura. Entre los ejemplos más conocidos están los invernaderos plásticos para flores, donde se manejan sistemas de micro goteo o micro riego, que ayudan a que el ambiente este más húmedo y la planta pueda soportar mejor el temporal.

Otras alternativas que se utilizan para proteger estos cultivos son los sistemas de quemadores, que ayudan a controlar la temperatura y concentración de CO2 en el ambiente.

Según la docente de la Universidad de La Salle, Dolly Rodríguez, la nutrición de los cultivos también puede evitar una afectación fuerte ante la llegada de las heladas.

Sin embargo, resaltó que dicha estrategia debe estar complementada por un sistema de riegos cada madrugada en el momento en que la temperatura comience a bajar. Esto para generar descongelamiento paulatino y evitar el impacto del rompimiento de la célula.

Ambas expertas aseguraron que lo más importante que los agricultores deben hacer ante la llegada de las heladas es programar las fechas de siembra y evitar el inicio de las mismas dos o tres meses antes de que inicie un nuevo año.

Este punto es primordial en casos como el de la papa, pues la planta no habrá empezado la formación de tubérculos para entonces, lo que llevaría a que la inversión en el cultivo se pierda por completo.

“Si se tiene riego, es vital hacerlo por nebulización o aspersión fina para aumentar la humedad al nivel del suelo y evitar que el efecto de la helada sea fuerte”, mencionó Rodríguez.

Ante el panorama, el jefe de la cartera de agricultura, Rodolfo Zea, le pidió a los agricultores y ganaderos tomar medidas y estar preparados para enfrentar las heladas.

“En lo que tiene que ver con las heladas, es muy importante que los campesinos estén alerta y revisando todas las indicaciones que damos desde el Ministerio de Agricultura a través de las Mesas Agroclimáticas de los municipios, así como en las secretarías de Agricultura de los departamentos, para mitigar un fenómeno que es muy difícil de controlar”, aseguró Zea.

Las zonas más sensibles podrían ser el Altiplano Cundiboyacense, en la cordillera oriental; los altiplanos de Túquerres e Ipiales, en Nariño, así como Paletará en Cauca.

Las regiones con mayores alertas

Según el Ideam, los departamentos que ya empiezan a registrar heladas en el territorio nacional son Santander, Norte de Santander, Cundinamarca, Boyacá, Cauca y Nariño.

A su vez, se debe tener en cuenta que las bajas de temperatura estarán sujetas a las condiciones derivadas del fenómeno de La Niña, según destacó a medios el ministro de Agricultura, Rodolfo Zea. Esto puede traer consigo cambios a gran escala en los vientos atmosféricos que pueden contribuir a la baja de temperaturas, por lo que el llamado del Gobierno a dichas regiones es de mantener la guardia arriba.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.