Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Como en el planeta cada vez somos más bocas que alimentar, los esfuerzos en investigación de los cultivos van enfocados a obtener variedades más eficientes, productivas, rentables y amigables con el medio ambiente.

Una de las formas que tenemos para lograrlo son las variedades resistentes a enfermedades, que para el caso de Colombia, las familias caficultoras cuentan con la variedad Castillo, la cual es altamente productiva, conserva el perfil de taza del café colombiano, presenta resistencia a enfermedades como la de las cerezas del café (que por fortuna no se ha presentado en nuestro país) y a la muy recordada roya (la cual nos ha causado graves problemas).

A hoy, 72% del área cafetera colombiana está sembrada en variedad resistente a la roya, esto nos permite quitarnos un problema de encima, ya que, la roya no nos va a afectar y no tenemos que hacer inversiones económicas realizando control químico con fungicidas, además de la contribución con el medio ambiente. Pero en algunas empresas cafeteras todavía se tiene variedades susceptibles a la roya, lo que pone en riesgo sus ingresos, pues las condiciones climáticas actuales pueden favorecer el desarrollo de esta enfermedad. Por esta razón, ante la roya no se descuide.

La Federación Nacional de Cafeteros, a través de la Gerencia Técnica, el Servicio de Extensión y Cenicafé, realizó cuatro mediciones sanitarias anuales (plagas y enfermedades y nutricionales) en cerca de 5.000 lotes cafeteros del país, con el fin de generar alertas tempranas de manejo y prevención en el cultivo del café.

La última medición que se realizó en los meses de julio - agosto, demostró que en cuanto a roya, la variedad Castillo sigue presentando resistencia a la enfermedad, en cambio las variedades susceptibles presentan niveles de infección altos.

Recordemos que la roya es una enfermedad silenciosa y que su control se debe hacer cuando no se ve. Además, hay que tener en cuenta que su desarrollo lo define el clima en gran medida, cuyo pronóstico según el Centro Internacional para la Investigación del Fenómeno de El Niño (Ciifen) en su boletín septiembre 2016, las predicciones climáticas regionales estiman que durante el período Agosto- Octubre 2016 existen mayores probabilidades de lluvia por sobre lo normal, condición ideal para la roya, puesto que los períodos de lluvia favorecen la enfermedad al tener agua líquida sobre las hojas, sobre todo por venir de un período seco. Mejor dicho, las condiciones para el desarrollo de esta enfermedad están alineadas.

¿Entonces qué hacer? Pues poner en práctica las siguientes recomendaciones:

  • Todo lo que hagamos debe ir enfocado a obtener una mayor productividad, por lo tanto si todavía tiene sembradas variedades susceptibles a la roya, renuévelas de una vez con variedad Castillo y quítese el problema de la roya de una vez. Además, puede aprovechar para sembrar la máxima cantidad de plantas de café por hectárea, según su sistema de producción y las condiciones agro climatológicas de su empresa cafetera.
  • Recordemos que un cafetal bien nutrido puede soportar más el ataque de la roya.
  • El seguimiento y evaluación de los lotes es fundamental. Si al hacer la evaluación más del 5% de las hojas presentan roya, busque a su extensionista en el comité de cafeteros que él lo orientará sobre el manejo que debe hacer.
  • Debemos proteger el follaje del cultivo, sobre todo en la época de llenado de los frutos. Cenicafé en el boletín técnico 36 “la roya del cafeto en Colombia, impacto, manejo y costos del control” nos muestra el calendario fijo de aplicación por zonas dependiendo de la época de la cosecha. Para mayor orientación consulte a su extensionista.

Recordemos que con una mayor agronomía tendremos mayor productividad. Para la roya ya tenemos la solución, que es la variedad Castillo, pero si aún tiene variedades susceptibles a la roya, tenga en cuenta que de no manejarla, pone en alto riego sus ingresos económicos, pues la roya es una enfermedad a la cual hay que ponerle cuidado, además, no solo puede afectar esta cosecha, sino la mitaca o traviesa del próximo año.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.