Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Más agronomía, más productividad es la estrategia liderada desde la gerencia técnica de la Federación Nacional de Cafeteros de Colombia, la cual consiste en que en las empresas cafeteras se implementen las recomendaciones que hacemos los extensionistas basados en el resultado de la investigación de Cenicafé. El éxito de estas recomendaciones se debe en gran medida en implementarlas en los momentos oportunos. Precisamente, en este momento, en gran parte del país entramos a hacer las renovaciones por zoca y a preparar el terreno para las siembras, momento oportuno para implementar el manejo integrado de broca en renovación de cafetales, una labor que es fundamental por el pronóstico de clima que tenemos.

El Boletín agrometeorológico cafetero número 41 de enero de 2019, nos dice que “los modelos estadísticos y dinámicos muestran colectivamente la continuidad de Temperaturas Superficiales del Mar (TSM) correspondientes a un evento de El Niño, muy probablemente de intensidad débil a moderada continuando como un evento débil durante enero a marzo de 2019. Las Anomalías de la Temperatura Superficial del Mar (Atsm) se han mantenido por encima del umbral de normalidad (+0,5°C) alcanzando el valor de +1,0°C en la mayor parte de la cuenca del pacífico tropical; en consonancia con ello, el Índice Operacional del fenómeno El Niño (ONI por sus siglas en inglés), para el último trimestre reportado (septiembre-octubre-noviembre), presentó un valor de +0,7°C.

Aunque es posible que el fenómeno de El Niño no sea de intensidad fuerte, la temperatura pude estar alta, condición que favorece la reproducción y propagación de la broca, la cual de no manejarse durante la labor de renovación, puede afectar de manera muy fuerte la calidad del grano de la futura traviesa o cosecha, la rentabilidad de su familia, incluso afectar los lotes vecinos. Para ponerlos en contexto, los invito a tener muy en cuenta los siguientes datos resultado de la investigación de Cenicafé:

En la Brocarta número 38: Cómo se dispersa la broca a partir de cafetales zoqueados infestados, encontramos que:

• La broca puede volar entre 20 minutos hasta tres horas, tiempo en el cual puede alcanzar distancias de más de 500 metros.

• En un cafetal desramado sin cosecha sanitaria pueden quedar en el suelo entre siete y nueve millones de brocas en los frutos remanentes en las ramas.

• Estas brocas permanecen vivas en el interior de los frutos hasta 100 días después de haber cortado las ramas.

De no implementar el manejo de broca en renovación de cafetales, no hacer la cosecha sanitaria antes de desramar y no tratar ese café recolectado, todas esas brocas buscarán refugio, ¿en dónde? en los frutos de los lotes vecinos afectando la traviesa o cosecha de los árboles. Por esta razón debemos implementar el manejo integrado de broca en la renovación de cafetales realizando las siguientes actividades:

• Eliminar el cafetal una vez finalice la cosecha principal: La razón radica en que cualquier cantidad de adultos de broca que se disperse durante este tiempo, afectará los frutos de mitaca que se están formando, de tal manera que no se afectarían los frutos de las cosechas principales. Para este semestre esta labor debe hacerse máximo hasta febrero.

• Cosecha sanitaria: Consiste en recolectar o raspar todos los frutos que estén en el lote a renovar antes de realizar el desrame. Cenicafé recomienda utilizar guantes de carnaza pues así se puede retirar cerca de 92% de los frutos del lote y hacer que la labor sea más eficiente, puesto que genera un ahorro en mano de obra cercano a 50%. También se puede utilizar las lonas para la recolección asistida de café.

• Solarizar el café recolectado: Si el café no es tratado puede contribuir al escape y retorno de brocas adultas al lote. La solarización consiste en secar y/o exponer a altas temperaturas el café recolectado en silos mecánicos o marquesinas al sol, con el fin de reducir las poblaciones de broca que están dentro de los frutos. Además, este café se puede comercializar como café de menor calidad y así obtener ingresos económicos por su venta.

• Surcos trampa: Estos se deben dejar alrededor y en la parte central del lote a renovar. No se le debe practicar la cosecha sanitaria. La finalidad de estos surcos es que las brocas que quedaron en el lote busquen refugio en sus frutos, los cuales deben ser recolectados cada 15 días durante dos meses y medio. El café recolectado debe someterse al proceso de solarización.

Recomendamos evitar:

• Apilar y quemar ramas del café dentro del cafetal: Puede afectar la fertilidad del suelo por la destrucción de microorganismos benéficos. Además, las brocas están dentro de los frutos, los cuales probablemente van a quedar esparcidos en el lote, razón por la cual las quemas no son efectivas para el control.

• Aplicar insecticidas químicos al suelo: Los insecticidas de contacto para el control de broca solo actúan sobre los adultos en el momento en que salen a volar, y su efecto residual no supera los siete días, una aspersión al suelo de estos productos no será eficaz para reducir las poblaciones. Recordemos que la broca se encripta, es decir, se esconde dentro del frutos y el insecticida no llega hasta allí.

Conocemos el pronóstico del clima, las recomendaciones basadas en investigación de Cenicafé, mejor dicho, conocemos lo que debemos hacer y cuando hacerlo. La renovación es fundamental para obtener la mejor productividad, pero si no manejamos la broca ponemos en riesgo nuestros ingresos económicos y la rentabilidad de nuestro negocio.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.