Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Mantener los cafetales renovados es la base para obtener las mejores productividades posibles y como en parte del país ya se terminó de recolectar la cosecha es tiempo de hacer la renovación por zoca.

Lo anterior, teniendo en cuenta las recomendaciones que nos hace Cenicafé, eso sí, hacerlas en los momentos que son oportunos.

Lo primero que debemos tener en cuenta para realizar la renovación por zoca es que la plantación ya esté en variedades resistentes a la roya y al CBD desarrolladas por Cenicafé como Castillo, Tabi, incluso hoy en algunos lotes de variedad, en Colombia se pueden renovar por zoca dependiendo de su estado.
Si su lote se encuentra en variedades susceptibles a roya como caturra, la recomendación es realizar la renovación por siembra con variedad castillo general, regional o zonal, Tabi o Cenicafé uno.

La renovación por zoca se debe hacer después de recolectar la cosecha principal y en época seca o de verano para minimizar los riesgos de infección por hongos, protegiendo el corte con la aplicación de fungicidas y cicatrizantes, inmediatamente después de realizada la labor, para prevenir la infección por llaga macana y con ella pérdida de árboles.

Además, se deben tener colinos disponibles de origen conocido para realizar las resiembras de los sitios perdidos, de esta manera estamosevitando disminución en la producción.

Antes de realizar la renovación debemos hacer la cosecha sanitaria con el fin de hacer el manejo de la broca ya que en un cafetal desramado sin cosecha sanitaria pueden quedar en el suelo entre siete a nueve millones de brocas en los frutos remanentes en las ramas, estas brocas permanecen vivas en el interior de los frutos hasta 100 días después de haber cortado las ramas.
Es por esta razón que debemos hacer la cosecha sanitaria la cual consiste en recolectar o raspar todos los frutos que estén en el lote a renovar antes de realizar el desrame.

Cenicafé recomienda utilizar guantes de carnaza pues así se puede retirar cerca del 92% de los frutos del lote y que la labor sea más eficiente, puesto que genera un ahorro en mano de obra cercano al 50%, o utilizar las lonas para la recolección del café.

Al café recolectado se le debe hacer el proceso de solarización, el cual consiste en secar y/o exponer a altas temperaturas el café recolectado en silos mecánicos o marquesinas al sol, con el fin de reducir las poblaciones de broca que están dentro de los frutos.

Además, este café se puede comercializar como café de menor calidad y así obtener ingresos por su venta.

Durante el proceso de renovación por zoca siempre se deben implementar los surcos trampa los cuales se deben dejar alrededor y en la parte central del lote a renovar.

No se le debe practicar la cosecha sanitaria. La finalidad de estos surcos es que las brocas que quedaron en el lote busquen refugio en sus frutos, los cuales deben ser recolectados cada 15 días durante dos meses y medio.
Hay que aclarar que además de esto, el café recolectado debe someterse al proceso de solarización.

La renovación por zoca es una oportunidad para incrementar el número de tallos productivos por hectárea de ser necesario, teniendo en cuenta que independiente del sistema de producción de café que usted utilice (sol o sombra) debemos obtener el mayor número de tallos productivos para así lograr la mejor productividad posible.

Pero esos resultados se lograrían si tenemos en cuenta que debemos aplicar todas las recomendaciones mencionadas anteriormente.

Para mayor información usted puede consultar a su extensionista en su Comité de Cafeteros y resolver dudas sobre estos procesdimientos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.