Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La enfermedad de la roya del cafeto es causada por el hongo Hemileia vastatrix, el cual provoca la caída temprana y masiva de hojas afectando la formación y el llenado de los frutos, reduce la producción y la calidad de la cosecha y debilita las plantas de café hasta producir el denominado “paloteo”. También, afecta las variedades susceptibles del café como: caturra, típica, borbón, algunos catimores como Costa Rica 95, varietales como geisha, maragogipe, entre otras.

La roya puede ocasionar pérdidas en la producción entre 30% y 80% si no se hace un oportuno y adecuado manejo, pues las condiciones climáticas de la zona cafetera colombiana favorecen su desarrollo durante todo el año.

Las variedades Colombia, Castillo, Cenicafé 1 y Tabi, las cuales son desarrolladas por Cenicafé, tienen resistencia durable a esta enfermedad, pero no son inmunes, razón por la cual debemos aplicar una buena agronomía en los momentos oportunos.

Para prevenir epidemias severas de Roya se deben usar variedades resistentes desarrolladas por Cenicafé, como Castillo general, Castillo zonales, Cenicafé 1 y Tabi. También, es importante adquirir semilla certificada, a través de los Comités de Cafeteros y del Servicio de Extensión de la Federación.

En cuanto a los colinos, si es necesario comprarlo, asegúrese que sea hecho con semilla certificada, que esté en excelentes condiciones, sin daños, ni plagas ni enfermedades en las raíces. También, que el vivero sea certificado por el ICA.

Para el manejo agronómico, es fundamental mantener la acidez del suelo adecuada para el cultivo del café (5.0 a 5.5 en la escala de pH), realizar una correcta y oportuna fertilización con base en el análisis de suelos, regulación del sombrío con base en el clima de la zona donde esté ubicado y el manejo integrado de arvenses, además de tener en cuenta las densidades de siembra y de tallos adecuados.

Si usted toma la decisión de utilizar variedades susceptibles a la roya, debe realizar control químico mediante la aplicación de fungicidas, teniendo en cuenta los siguientes criterios de manejo.

Es recomendable tener calendarios fijos, según los registros históricos de floración y de distribución de la cosecha en cada región.

También, hacer control con base en la floración principal. iniciando el control químico a los 60 días después de ocurrida realizando entre dos y tres aplicaciones con intervalos de 45 o 60 días, dependiendo del fungicida recomendado con base en la investigación de Cenicafé. Tenga en cuenta que el tiempo máximo para finaliza las aplicaciones es a los 180 días después de la floración principal.

En la página web de Cenicafé usted puede consultar el avance técnico número 495 “Registro de la floración del café, criterio alternativo para el control de la roya del cafeto en Colombia” página 7, para conocer los fungicidas recomendados para el control de esta enfermedad en variedades susceptibles en Colombia, actualizados al mes de julio de 2018 y ajustados al criterio de aplicación según floraciones principales.

Debemos cumplir con el período de carencia para evitar contaminación del café de la cosecha, utilizar equipos de protección personal adecuados y calibrar adecuadamente los equipos y boquillas. Además, tener cuidado con el medio ambiente para evitar contaminación de otros cultivos, animales y fuentes de agua. Para mayor información consulte a su extensionista en su Comité de Cafeteros,

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.