Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

La educación con caballos ha sido ampliamente utilizada en el mundo, especialmente para mejorar las habilidades de comunicación de las personas. Es por ello que, en el campo terapéutico se ha extendido a nivel global la utilización de los caballos como seres capaces de potenciar habilidades que con otros métodos difícilmente se lograría.

En Colombia, Luisa Gaviria y su familia lideran un proyecto educativo con una metodología que ha sido desarrollada durante una década. A través del relacionamiento con los equinos se busca el desarrollo integral de niños, niñas y jóvenes, principalmente.

Caballos Formadores es un centro de educación asistida, pionero en ofrecer formación para el crecimiento personal en Latinoamérica. La iniciativa trabaja con tres enfoques: aprendizaje, coaching y adiestramiento.

En las instalaciones ubicadas en Tenjo (Cundinamarca), un equipo de profesionales liderados por Gaviria, quien es psicóloga y especialista en formación con caballos, facilitan la conexión de los seres humanos con lo natural; de esta manera, los individuos adquieren habilidades sociales y mejoran la forma en que se comunican.

LOS CONTRASTES

  • Luisa GaviriaCEO de Caballos Formadores

    “Los caballos tienen una capacidad increíble de leer el lenguaje no verbal, por eso son tan buenos ayudándonos a ser más asertivos”.

“Nuestra filosofía es trabajar de la forma más natural posible. Los caballos no usan herraduras, ni frenos y no viven en pesebreras. Para nosotros son educadores”, aseguró la gerente del proyecto, y quien vivió en un ambiente familiar en el que los caballos siempre han estado presentes. Sus padres también trabajan con ella para que las personas se puedan beneficiar de la relación con estos animales.Gaviria afirmó que los caballos son expertos en leer el lenguaje corporal humano; por esta razón, son tan eficaces en el proceso de afianzar la comunicación asertiva. Entre los servicios que presta Caballos Formadores está el trabajo con empresas, coaching y liderazgo.“El caballo supone un reto porque si las personas no logran comunicarse de manera asertiva, el animal no seguirá la instrucción que se le ordene”, señaló.

El trabajo con los niños contempla actividades de estimulación temprana, así como de desarrollo de habilidades, autoconciencia, empatía y convivencia y manejo de la vida en una realidad virtual. Así mismo, hay una línea institucional con el programa complementario de formación dirigido a instituciones educativas formales que estén interesadas en ofrecerle a sus estudiantes esta opción.

“Cuando uno se comunica desde un lugar diferente se logra una relación completamente diferente con el diario vivir. Se traslapa a todos los entornos sociales que tenemos. Empezamos a ver al otro de una manera distinta”, agregó la psicóloga.

El aporte de estos equinos en la formación de los humanos radica es su especial forma de usar los sentidos, los que le han permitido sobrevivir, y en la interpretación precisas que hacen de su entorno.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.