Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Mediante el Decreto 486 del 27 de marzo de 2020, el Gobierno Nacional autorizó la entrega de un subsidio a 500.000 campesinos, mayores de 70 años, que no están inscritos en otros programas asistenciales como el de Colombia Mayor, para que puedan sortear los días de confinamiento causados por la propagación del Covid-19 en el país.

El monto determinado por las autoridades para tal fin fue de $160.000 que se darán en dos entregas mensuales ($80.000), por lo que, cabe aclarar, no será vitalicio, sino que se tendrá en la vigencia de la emergencia económica declarada por el presidente, Iván Duque.

De acuerdo con las autoridades, en Colombia hay aproximadamente 735.860 campesinos mayores de 70 años, de los cuales alrededor de 200.000 ya reciben subsidios de otro tipo.

Por esa razón la meta del nuevo beneficio contemplado en el decreto es la de llegar a aproximadamente medio millón de adultos mayores. Y de esta manera, técnicamente, se apoyaría económicamente a todo ese grupo poblacional, que es calificado como uno de los más vulnerables a nivel nacional.

Sin embargo, cabe aclarar que la fecha y el método mediante el cual se harían los pagos aún no están definidos, pues lo que se emitió es el decreto legislativo, por lo que aún se debe esperar a que se publique un decreto reglamentario.

No obstante, el articulado sí aclara que la inversión aproximada será de $80.000 millones y que estos recursos serán extraídos del Fondo de Mitigación de la Emergencia (Fome), que, cabe recordar, maneja un presupuesto de $14,8 billones con los que se financiarán todos los programas de apoyo y planes de mitigación de la emergencia económica.

Ahora bien, de acuerdo con el Dane, y con base en el censo de 2018, en el país viven aproximadamente 11 millones de personas en las zonas rurales del país, de los cuales, aproximadamente 20%, es decir, 2,2 millones de personas, son niños y jóvenes de entre 10 y 19 años.

Además, los mayores de 50 años corresponden a cerca de 28% de dicha población, es decir, que son alrededor de 3 millones de personas. De ese modo, se concluye que hay alrededor de 5,7 millones de campesinos de entre 20 y 49 años de edad, que en cierta porción podrían verse beneficiados de los giros de Familias en Acción. Sin embargo, cabe aclarar que esta ayuda no solo aplica para campesinos, sino para población vulnerable en general.

“El Gobierno hace lo que puede con los recursos que tiene, y obviamente un apoyo como este no deja de ser positivo. Sin embargo, no solo hay que pensar en los dos meses que vienen, sino hacía delante”, señaló Jorge Enrique Bedoya, presidente de la Sociedad de Agricultores de Colombia (SAC).

Por su parte, Diana Amaya, profesora del departamento de desarrollo regional de la Universidad Javeriana, señaló que “existe una deuda histórica con la población campesina colombiana que, entre otras cosas, siempre ha tenido problemas de acceso a servicios básicos”.

“Creo que buena parte de esos subsidios ayudan a disminuir esa vulnerabilidad que es específica del momento, pero preocupa que esto quede solamente en el papel. Habría que revisar cómo se va a distribuir, porque existe una gran carencia de información estadística sobre esta población y una desvinculación del Estado en los territorios que es la que ha llevado a que la situación del campo sea la que conocemos”, señaló.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.