Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El éxito de una empresa cafetera no depende de una sola cosa, depende de la suma de muchas actividades que aportan a la disminución de los costos de producción, a mejorar la productividad y aumentar los ingresos.

En este momento en gran parte del país nos encontramos recolectando la cosecha principal y en algunas zonas la mitaca o traviesa, y en conjunto con el beneficio, la fermentación, el secado, entre otras, son las actividades que requieren de nuestra mayor atención, pero no podemos descuidar otros factores que ponen en riesgo nuestra rentabilidad, como es el caso del manejo de la broca del café.

Siendo la broca del café la plaga de mayor importancia económica del cultivo del café en Colombia, no nos podemos descuidar en su manejo y sobre todo, no olvidar que siempre es una amenaza y que no solo nos podemos acordar de su manejo cuando los niveles en campo estén elevados y atenten contra nuestra rentabilidad, sino en la recolección y en el beneficio donde podemos hacer prácticas que van a contribuir enormemente al manejo integrado.

En la Brocarta número 40 de Cenicafé “Evite la dispersión de la broca durante la recolección y el beneficio del café” podemos encontrar información muy valiosa para conocer ese enemigo, que aunque muy pequeñito, nos puede causar daños económicos muy grandes y justo en esta etapa, podemos aportar al manejo integrado realizando los siguientes pasos y teniendo en cuenta la siguiente información.

Datos a tener en cuenta
•Cenicafé investigó que en cafetales de la zona central cafetera de Colombia, se estimó que durante la cosecha principal se recolecta entre 66% y 74% de toda la broca presente en el cafetal y que durante el beneficio, muchas de estas brocas se mueren, pero otra parte vuela y se dispersa nuevamente a los cafetales.

• Entre 5% y 12% de toda la broca presente en la finca, se queda en los frutos del suelo después de finalizada la cosecha principal.

•La mayor cantidad de broca que vuela durante la cosecha y el beneficio del café proviene de los costales que permanecen en el cafetal en la recolección y del secado de flotes y pasillas. En estos procesos se genera más del 95% de escape de las brocas que vuelan.

• Dejar los costales abiertos durante la recolección, permite que la broca vuele 3 veces más que cuando están cerrados.

•Si los flotes y pasillas se secan al sol sin hacérseles el proceso de solarización, puede generar el escape de entre 83% a 93% de los adultos de la broca. Esta práctica es la que más escape de adultos genera.

¿Entonces qué debemos hacer?

•En el lote, durante la recolección, siempre mantenga cerradas las estopas; estas deben estar en buen estado.

• Realice el pesaje y vaciado del café dos veces al día.

•Cubra la tolva con un plástico impregnado de pegante.

•Seque los flotes y pasillas en marquesinas plásticas o si el volumen lo amerita, en el silo.

Recordemos que la solarización consiste en depositar los flotes y pasillas en un recipiente (balde, coco, caneca, etc.) tapado con plástico durante 48 horas. También lo puede hacer en la helda o carro de secado, colocando un plástico encima, asegurándose que quede bien tapado. Esta práctica busca evitar escapes de brocas y que con el aumento de la temperatura mueran todos sus estados.

La broca es un enemigo pequeño que nos ha causado mucho daño, por lo que los invito a no olvidar que existe y sobre todo a poner en práctica estos consejos, pues son efectivos para evitar su dispersión durante los procesos de recolección y beneficio, y así evitar poner en riesgo la cosecha que viene.

No se olvide de la broca.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.