Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Así como el comercio es el sector que depende de forma directa de fiestas como el del Día de la Madre, en el agro la situación no es ajena, exactamente para la floricultura. Algunos exportadores de tallos han reportado una caída en los pedidos desde el exterior entre 30% y 40% menos que hace un año.
Así las cosas, teniendo en cuenta que para la temporada de la madre se calcula que en un año se podría negociar más de 600 millones de tallos al exterior, para esta temporada rodeada de covid-19 la cifra podría ser no superior a 360 millones.

“Hace siete semanas cuando empezó la crisis, empezamos a ver cómo se iban moviendo los pedidos, los primeros clientes afectados fueron los de Asia porque allí empezó el virus. Bajaron volúmenes de pedidos. En Europa el impacto fue fuerte porque en un momento se cerró el mercado, entonces redujo lo que pedían los clientes de Alemania, Rusia, Italia, etc. Finalmente en Estados Unidos. A lo anterior se suma que en este último país los supermercados son los principales canales, y por la emergencia la gente piensa más en su abastecimiento que en flores”, explicó José Restrepo, gerente de Ayurá.

El presidente de Asocolflores, Augusto Solano, añadió que “ha sido difícil. No solo bajaron significativamente los pedidos sino la capacidad de transporte aérea, así que había menos opciones y las tarifas fueron más altas, Asocolflores trabajó como facilitador de este proceso logístico para permitir que las exportaciones fueran lo mayor posible pese a la crisis”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.