Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Aunque todas las etapas en el cultivo del café suman a la calidad y la rentabilidad de nuestro negocio, hay una en especial que ocupa un lugar muy importante tanto en los costos de producción como en la calidad, esta es la recolección.

Durante esta etapa se generan los ingresos económicos, razón por la cual debemos tener en cuenta que el principal recurso utilizado en esta etapa es la mano de obra y que las decisiones que tomemos, son decisivas para nuestra rentabilidad, puesto que si es demasiado costosa afecta de manera directa la parte económica. Siendo esta una etapa que tiene tanto peso en los costos de producción del café, debemos analizarla con detenimiento para que no toque de manera negativa nuestros ingresos.

Colombia es tierra de diversidad, es un lugar donde encontramos de todo un poquito, clima, naturaleza, cultura, y por supuesto café, cuya cosecha se reparte de acuerdo a las condiciones agroecológicas. Esta condición hace que en algunas partes la recolección sea realizada con mano de obra de las misma zona, o que los recolectores, cosecheros o andariegos como también son conocidos, se desplacen de una zona a otra para la recolección del grano.

Teniendo en cuenta la importancia de la mano de obra para la recolección, Cenicafé realizó un estudio en donde se analizaron aspectos socioeconómicos, de productividad y disponibilidad de mano de obra en la zona cafetera central, del cual podemos concluir algunos concejos que aunque suenen obvios, son fundamentales para facilitar la mano de obra para la recolección:

Alimentación

Este es uno de los puntos que más busca un recolector de café, que sea abundante, bien preparada, en excelentes condiciones de salubridad, horarios oportunos, incluso la posibilidad de “repetir” si así se desea. Recordemos que los trabajos físicos requieren de esfuerzos grandes para lo cual debemos estar bien alimentados y por supuesto tener satisfechos a los recolectores.

Alojamiento

Sea para unos cuantos o para muchos recolectores, los alojamientos deben tener las condiciones mínimas de aseo, comodidad, y aireación, etc. De igual manera el acceso a duchas, sanitarios, lavadero de ropas, lava manos etc.

Buen trato

Condiciones dignas y respetuosas.

Precio

Pagando un precio justo, todos nos beneficiamos y todos ganamos.

Pesaje

Tener la pesa bien calibrada, además de una buena oportunidad al momento del pesaje del café recolectado.

Condiciones del cultivo

Siempre va a ser mucho más atractivo para los recolectores encontrar lotes nuevos, productivos y que sean fáciles de recolectar.

Recreación

Todos necesitamos momentos y espacios para descansar, ya sea viendo televisión, películas, haciendo deporte etc. o simplemente teniendo espacios para relajarnos. En algunas regiones realizan campeonatos de fútbol u otros deportes para facilitar espacios de descanso a los recolectores, jornadas de salud, peluquería o cine, entre otros.

Algo que me impacta mucho del cultivo de café es que dinamiza la economía de muchos municipios en Colombia, pero también debemos tener en cuenta que los recolectores deben cumplir con la labor para la cual se les está pagando, puesto que cada grano que se deje de recolectar puede presentar dos posibles problemas; el primero es que el café que se queda en el lote no se recupera fácilmente y se convierte el platica perdida y segundo, que se convierten en minas productoras de broca, además, hay que poner mucho juicio en la recolección de solo frutos maduros, ya que los granos verdes y pintones afectan de manera negativa la calidad del café y por ende nuestros ingresos, nuestra economía.

Aquí el compromiso es de todos pues, o todos nos beneficiamos, o todos nos afectamos, ganamos los caficultores, los recolectores, nuestras familias y gana todo el país. El café genera empleo, desarrollo, mejor dicho, trabajo si hay.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.