Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Las noches se están calentando a un ritmo más rápido que las temperaturas diurnas en vastas franjas del mundo, lo que podría afectar los patrones climáticos y dificultar la adaptación al cambio climático.

Estas son las conclusiones publicadas el jueves por científicos en la revista Global Change Biology . La asimetría en el calentamiento entre la noche y el día tiene consecuencias para las plantas y la vida silvestre, con el potencial de cambiar la forma en que se consume la energía en los mercados.

“Las especies que solo son activas de noche o durante el día se verán particularmente afectadas”, dijo el autor principal Daniel Cox , del Environment and Sustainability Institute de Exeter University.

Más de la mitad de la superficie de la tierra tuvo noches cuya temperatura aumentó un promedio de más de 0,25 ° C por encima de las temperaturas diurnas en las últimas tres décadas.

Las áreas más afectadas por las noches más cálidas muestran tasas más altas de cobertura de nubes, humedad y precipitación. Menos nubes y sequías patrones en lugares donde las temperaturas diurnas superaban las nocturnas.

“Las noches más calurosas erosionan la capacidad de la noche para actuar como un 'refugio térmico' donde los organismos pueden recuperarse del estrés por calor durante el día”, dice el informe.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.