Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El agro cada vez se tecnifica más y utiliza las bondades de la tecnología para aumentar la eficiencia, sin embargo, todavía hay grandes retos, pues aunque está la vocación agrícola, la rentabilidad y la inversión son muy bajas.

Diversos expertos ven una gran oportunidad para la tecnificación sobre todo en cultivos industrializados como la palma de aceite, el arroz o caña de azúcar.

Aunque los índices de adopción tecnológica en el sector agro siguen siendo muy bajas en el paí, pues según el Centro de la Cuarta Revolución Industrial, solo 31% de quienes lo conforman usan herramientas de este tipo para actividades de asistencia técnica o de producción, la inminencia de los efectos del cambio climático hace urgentes las acciones que permitan la adaptación a este fenómeno y la mitigación de sus consecuencias.

Miguel Amado, gerente de Desarrollo de Negocios para la región Andina en Yara Latinoamérica, señala que “la agenda del cambio climático está asociada a la competitividad y el desarrollo del país”, y, siendo el agro un componente clave para avanzar en ese propósito, se requieren soluciones que mientras potencien la labor agrícola, cuiden el medio ambiente y protejan los suelos y los cultivos.

Los ejemplos son muy dicientes. Entre 40 y 60 veces mayor efectividad y cuatro veces mayor velocidad en el procedimiento es el beneficio que obtienen los agricultores que utilizan drones para las fumigaciones tradicionales de sus cultivos, dijo María Elisa Monroy, líder comercial Andino, Centroamérica y Caribe de Bayer, en su participación en el panel “Transformando el agro con tecnologías disruptivas” durante el evento Colombia 4.0.

Amado, de Yara, comparte más casos. Por ejemplo, el desarrollo y la instalación de tecnologías de reducción catalítica de óxido nitroso (N20) en las plantas de fertilizantes nitrogenados, reduce las emisiones de gases de efecto invernadero hasta en 90%.

LOS CONTRASTES

  • Miguel AmadoGerente Desarrollo Negocios de Yara

    “Una combinación entre las tecnologías digitales y la innovación de fertilizantes permiten a los agricultores tomar acertadas sobre el manejo de sus cultivos”.

  • María Elisa MonroyLíder comercial de Bayer en la Región

    “Los agricultores que usan drones para fumigar sus cultivos obtienen entre cuarenta y sesenta porciento más de efectividad”.

“Adicionalmente, estamos trabajando en tecnologías de abatimiento que, desde el punto de vista industrial, permiten tener una reducción de más del 30 % de las emisiones tradicionales en la producción de fertilizantes”, sostiene el gerente de Yara.

De acuerdo con el Centro de Desarrollo Agrobiotecnológico de Innovación e Integración Territorial de la Universidad de Antioquia, la utilización de tractores con GPS contribuye a la agilización y optimización de diferentes procesos, como por ejemplo, la fertilización del suelo, la siembra de las cosechas y la utilización de fertilizantes.

La tecnología se consolida como una aliada fundamental para prepararse y combatir un fenómeno que causa daños, pero también genera oportunidades de innovación y transformación.

Otros recursos tecnológicos a disposición del campo

La agricultura se beneficia del desarrollo de empresas emergentes de base tecnológica o agrotech, que han aportado soluciones que alivian el trabajo en el campo. Como lo señala el C4IR, “el uso de datos e inteligencia artificial ha tenido gran impacto en la modernización de la agricultura, tanto a pequeña como a gran escala. Es notable cómo en muchos lugares del mundo, por ejemplo, se encuentran aplicaciones y herramientas para la clasificación de zonas de cultivo, seguimiento de a través de imágenes detección cultivos de drones de plagas; o satelitales, selección de productos tanto en recolección como en clasificación”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.