Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

No cabe duda que las condiciones climatológicas a las que los colombianos han estado expuestos durante el ultimo año han influido de manera importante en su economía y bienestar, y es que este factor que abarca condiciones atmosféricas de un lugar o región especifica y que está determinado por la cantidad y frecuencia de lluvias, la humedad, la temperatura y los vientos, es algo que al parecer no es tan fácil y preciso de pronosticar.

Según Luis Alfonso López Álvarez, jefe de la Oficina del Servicio de Pronósticos y Alertas del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales (Ideam), en el país el clima se mide a través de varios protocolos y herramientas establecidos los cuales constan principalmente de la recolección diaria de datos de las diferentes estaciones meteorológicas convencionales del territorio nacional y de la información de radares meteorológicos internacionales con imágenes de satélites que se ajustan a la orografía nacional.

“Aparte de esas herramientas se realizan ajustes con modelos regionales que se adaptan de alguna manera para estimar la condición de lluvia en el país y su climatología. También incide en gran escala el comportamiento de la estacionalidad de algunos fenómenos como el del Niño o La Niña, el tránsito de las ondas y ciclones tropicales y de otros sistemas meteorológicos que son de una temporalidad diferente”, explicó Álvarez.

Después de establecer estas herramientas que son la principal ayuda para la recolección de datos, el Ideam tiene un modelo numérico de pronóstico del tiempo que, dependiendo de las condiciones meteorológicas registradas en las últimas horas, les da una tendencia y una proyección de modelación.

“Estos datos sumados al modelo numérico nos da una situación probable de ocurrencia, pero no es contundente, no es única, no es exclusiva y debe ser ajustada por el análisis de las condiciones obradoras de la evolución, el monitoreo continuo y el conocimiento que el meteorólogo tenga de las condiciones nacionales, la ubicación de las cordilleras, la distribución del viento y como afecta puntualmente el comportamiento del tiempo de una ciudad o una zona del país. En esta actividad se requiere apoyo y atención del meteorólogo todo el tiempo”, agregó el jefe de la oficina de pronósticos y alertas.

Frente a la pregunta de qué tan precisa son estas predicciones, Álvarez agregó que en ninguna parte del planeta es un pronóstico preciso pues lo que sale de los modelos numéricos es una proyección que tiene más probabilidad de ocurrencia que otra, “se muestran áreas en las cuales la probabilidad de ocurrencia de lluvias en esa zona es más alta que en otras, pero en ninguna parte del planeta por más tecnificado, por más tecnológico o por más desarrollo automático que tenga se puede conseguir en esa precisión”.

En cuanto a la tecnología con la que cuenta Colombia el Ideam tiene el apoyo de imágenes de satélite con la emisión del Goes 16, que es un satélite que está justo arriba del territorio nacional y permite medir en tiempo real ya que es casi estacionario, entonces da un perfil desde la parte alta hacia la superficie de la atmósfera y hacia la tierra.

Por ultimo y respecto a la capacidad de medición de Colombia frente a otros países, Álvarez explicó que “nosotros somos el único país en Sur América por ejemplo, que tiene tres ramales de cordilleras y esa situación es única y particular, de tal manera que no podemos comparar que si el pronóstico nuestro es mejor o peor que el de Brasil porque ellos tienen otras condiciones y comportamientos que buscan medir”.

Proyecciones climáticas y sus diferencias

Existe una diferencia entre los análisis de tiempo y clima. Esta misma lógica se aplica para los pronósticos, por ejemplo el de tiempo corresponde a corto plazo, es decir, entre horas, días o una semana y los pronósticos meteorológicos suelen ser los que llegan al público a través de periódicos o noticieros. Mientras que los pronósticos de clima son a más largo plazo, entre meses, estaciones o hasta un año. Este tipo de pronósticos intentan predecir las condiciones predominantes del clima en una determinada región o zona determinada.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.