Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

En un ejercicio preliminar de percepción ambiental y social sobre el papel de los humedales, que consistió en realizar una serie de entrevistas a habitantes de todos los niveles y orígenes, se evidenció que en Leticia la mayoría de las personas piensan que estos son lugares de aguas podridas, llenas de insectos y de basuras.

El profesor Santiago Duque, director del Grupo de Investigación en Limnología Amazónica de la Unal Sede Amazonia, afirma que “las respuestas evidencian la realidad de los humedales citadinos, no solo de Leticia sino de todo el país; acá 60 % de la basura está compuesta por residuos orgánicos, los cuales no se están aprovechando a pesar de las tantas tecnologías disponibles”.

El experto agregó que los precarios servicios públicos se suman a la falta de cultura para recolectar, disponer y ubicar la basura en los lugares donde corresponde.

"Los residuos líquidos se convierten en aguas servidas o cloacales que llegan a fuentes de agua como humedales, arroyos, quebradas y, en el caso local, al río Amazonas, lo cual además es una paradoja si se tiene en cuenta que 60% de las personas que habitan cerca de los humedales vivirán toda su vida ahí”, dijo.

La situación identificada hasta el momento por los investigadores de la Unal no dista mucho de lo hallado por el Instituto Sinchi en 2017 después de analizar 40 de los 77 humedales del Amazonas: pues 17,5 % presentaba buena calidad del hábitat, 32,5 % media, 32,5 % moderada y 17,5 % baja.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.