Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Los últimos cuatro meses Colombia ha experimentado intensas lluvias que han afectado a más de 66% de los municipios en el territorio nacional; situación que, según las predicciones del Instituto de Hidrología, Meteorología y Estudios Ambientales, Ideam, no mejorará, pues se prevé que para diciembre las precipitaciones sean las más intensas en tres décadas, superando incluso niveles de 30% en algunas regiones.

Entre las más afectadas durante el último mes del año se encontrarían las regiones Caribe y Andina, con volúmenes superiores a 30% por encima de niveles históricos de hace 30 años.

Igualmente, las regiones Pacífica, Orinoquía, Amazonía y San Andrés y Providencia padecerán precipitaciones superiores a 20% con respecto a la climatología de referencia que se tuvo entre 1991-2020.

Dicho pronostico va de la mano con lo proyectado por la mayoría de los modelos climáticos mundiales y nacionales, los cuales apuntan a que la temporada de lluvias del Fenómeno de La Niña se mantendrá hasta enero de 2023, advirtiendo también que el evento de La Niña continuará con una probabilidad de 86% entre noviembre de este año y febrero de 2023; incluso entrando marzo.

Yolanda González, directora del Ideam, explicó que ante la crítica situación, el comportamiento esperado de las variables meteorológicas para los próximos meses en Colombia no solo estará influenciado por el ciclo estacional típico de la época del año, sino también por la evolución de La Niña en lo que resta del 2022 y su retorno a una fase neutral en 2023.

“Se esperan acumulados de lluvia por encima de los valores climatológicos de referencia en algunas subregiones del territorio nacional. Por lo tanto, se recomienda no bajar la guardia en zonas inestables, seguir monitoreando las riberas de los ríos que mantienen niveles altos y tomar medidas preventivas en días que puedan presentarse lluvias extremas”, añadió González.

En lo que va del mes de noviembre, el Ideam predice que los niveles del río Magdalena se mantendrán con tendencia de ascenso y alcancen niveles históricos en el rango de “alto” a “muy alto”, por lo que pide atención a las autoridades y a los habitantes de las zonas ribereñas.

Y es que con la persistencia de lluvias en amplios sectores a lo largo de la región Andina se esperan incrementos súbitos de nivel en los ríos de los departamentos de Huila (en los ríos Páez, Suaza, Yaguará, Fortalecillas, Neiva y Bache), Tolima (río Saldaña), Cundinamarca (ríos Bogotá, Sumapáz y Negro), oriente de Boyacá (río Lengupá) y Santander (ríos Chicamocha y Fonce).

De otro lado, a dichas predicciones de fin de año se le suman las afectaciones ya presentadas en todo el territorio nacional, según la Unidad Nacional para la Gestión del Riesgo de Desastres, Ungrd, desde el primero de enero hasta la fecha deja un balance de 2.707 eventualidades en 32 departamentos, 776 municipios y 205 personas fallecidas, 281 heridos, 53 desaparecidos y 496.226 afectadas.

Ante esto, Javier Pava, director de la Ungrd manifestó que las emergencias causadas por esta temporada de lluvias superan las de los años 2010 y 2011, la cual también estuvo influenciada por el fenómeno de La Niña, y fue una de las más trágicas padecidas en el país.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.