Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Garantizar la continuidad de la actividad agropecuaria en caso de que el productor se vea afectado por un siniestro de naturaleza climática es uno de los principales beneficios del seguro agropecuario, muy oportuno para la temporada invernal que azota al territorio nacional.

De acuerdo con el Fondo para el Financiamiento del Sector Agropecuario (Finagro), se trata de una herramienta de protección ante riesgos climáticos, como exceso o déficit de lluvia, vientos fuertes, inundaciones, heladas, granizo, deslizamientos o avalanchas de origen climático.

Al respecto, Juan Pablo Pineda, viceministro de Asuntos Agropecuarios del Ministerio de Agricultura, hizo énfasis en la importancia de masificar el uso de estas pólizas para blindar al agro.

“En 2016 se aseguraron 177.906 hectáreas y en 2015, 186.884 hectáreas, aunque aún hay grandes retos para la creación del sistema de información de riesgos agropecuarios, que permitirá que más aseguradoras participen en el mercado de estos seguros”, destacó Pineda.

Mapfre, Suramericana, La Previsora, Seguros Bolívar y Allianz son, según Finagro, las empresas que ofrecen este tipo de cubrimientos.

El seguro también atiende otras eventualidades como enfermedades o plagas en los cultivos.

Para las actividades agrícolas, el beneficio del incentivo se otorga sobre el valor máximo asegurado por hectárea, que para plantaciones forestales es de $8 millones, para cultivos de ciclo corto vegetativo, de $18 millones; para cultivos de mediano y tardío rendimiento es de $23 millones y para cultivos en ambientes controlados es de $140 millones.

Hay que destacar que el Gobierno Nacional otorga incentivos para que los productores agropecuarios adquieran el seguro. De esta manera, se otorga hasta 80% del incentivo sobre el valor de la prima, o costo del seguro, para aquellos productores que deseen tenerlo.

Es decir, que por cada $100 de prima, el Gobierno paga hasta $80 y el productor solamente pagará $20 más el IVA.

El incentivo básico es de 60% y puede llegar hasta 80% si por ejemplo el cultivo es un producto priorizado en el Programa Colombia Siembra.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.