Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Agronegocios habló con algunos de los presidentes de las principales asociaciones equinas del país sobre los costos que implica realizar una feria Grado A, así como los aspectos que hay que tener en cuenta.

De primera mano, Edgar Rodríguez, presidente de Acopasos, señala que es importante la selección del coliseo, pues hay algunos que ya están acondicionado con aspectos como graderías, pistas, techos, entre otros.

“El alquiler del coliseo puede estar en unos $25 millones, dependiendo de las condiciones”, explica Hugo Falla, presidente de Ahcaballo.

En caso de que el complejo no tenga esos aspectos, en términos generales, se requerirá nivelar la pista para los ejemplares, alquilar las pesebreras ($100.000 aproximadamente, cada una), transportar a las mismas, palcos, equipo de sonido, pantallas, baños acondicionados, instalaciones para palafreneros (duermen con los caballos), entre otros aspectos.

A su vez, y clave en el proceso, los organizadores deben pagar a un equipo técnico especializado que ubique y organice los elementos antes mencionados. Así mismo, se debe tener un grupo de aseo y un staff que coordine el ingreso de las personas al recinto. Sólo en este rubro, asegura Rodríguez, se pueden invertir cerca de $20 millones.

Otro de los aspectos importantes de la logística corresponde a las áreas comerciales, para lo cual hay que alquilar carpas ($150.000 - $1.000.000, unidad) y acondicionar los espacios, así como en la publicidad que se hace para promocionar los evento, ya sea través de radio, televisión o impresos.

En consenso, los empresarios estiman que se puede destinar más de $10 millones en ello.

Dentro de toda esta cadena, se generan contratos que los organizadores deben asumir de forma legal, para temas como “el suministro del agua, la instalación de palcos, el montaje de stands, suministro de heno y pasto, servicios de la de Cruz Roja, Defensa Civil, Bomberos y una ambulancia, entre otros.

Adicionalmente, no se puede olvidar que es clave el trabajo de los jueces que, generalmente, duran tres días en las ferias Grado A.

A ellos, por su experiencia y conocimiento, se les reconoce cerca de un salario mínimo por día, lo que implica un rubro de $5,4 millones, aproximadamente, al final del evento.

Por su puesto, luego del juzgamiento, se entrega un reconocimiento a los ganadores de cada categoría, el cual puede estar “cerca de $30 millones”, señala Falla.

Grandes inversiones
En cuanto a la inversión general, los ejecutivos tienen una cifra diferente que se acomoda a las condiciones de cada región, pero, en general, la cifra ronda entre los $100 y $200 millones para una feria Grado A.

Joaquín Tomás Ovalle, presidente de Riendas, señala que el rubro para “grado A es de $200 millones”, mientras que Zambrano estima que el monto está alrededor de los $170 millones.

Por su parte, Carlos Felipe Bernal, presidente de Asocaba, considera que el monto varía entre $150 y $200 millones.

Pero, agrega que si en el país existieran coliseos con las condiciones adecuadas para desarrollar ferias equinas, la inversión sería mucho menor para los organizadores.

Boletería, retorno de inversión
De acuerdo con lo explicado por Eliana Serrano, presidenta de Fedequinas, del total del montaje, la boletería e inscripción de ejemplares cubre aproximadamente el 37% de los gastos, el resto se busca financiarlo través de la vinculación comercial de las empresas privadas o de las entidades del sector público.

Así lo reafirmó Joaquín Tomás Ovalle, presidente de Riendas, quien señaló que “hay zonas del país en donde existe una mayor tradición e industria alrededor del tema del negocio equino” y agregó que en Valledupar, región en la que trabajan, han logrado mantener la actividad de los criaderos de caballo y el desarrollo de las ferias, “gracias a la Alcaldía y la Gobernación”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.