Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Según el informe anual Global Animal Protein Outlook de Rabobank, las cadenas de suministro de proteína animal se enfrentan a presiones inflacionarias relacionadas con los costos en la alimentación animal, el trabajo, la energía y el transporte de mercancías.

Sin embargo, según explicó Rabobank, esto deberá verse el próximo año, periodo en que se prevé continúe el alza inflacionaria en el sector, como una oportunidad de crecimiento y no únicamente como un riesgo,.

Se destaca que los precios de la proteína animal deberían mantenerse firmes en 2022 (con algunas excepciones), respaldados por las continuas restricciones de oferta y la fortaleza general de la demanda.

Dado esto, Rabobank aconseja a las empresas que adopten las nuevas demandas en las tendencias del mercado que incluye a unos consumidores mucho más exigentes, como, por ejemplo, las preferencias de estos por la sostenibilidad. Agrega que se deberá estar preparado para un aumento en la demanda a medida que las economías continúan reabriéndose y ajustándose después de los bloqueos inducidos por covid-19.

El banco espera que el enfoque en la sostenibilidad aumente aún más en 2022, ya que la distribución comercial y el canal foodservice se posicionan activamente sobre este tema con los consumidores y los reguladores. En ese sentido, la proyección es que surgirán oportunidades para las empresas cárnicas que potencien sistemas de producción más sostenibles.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.