Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Esta semana finalizó el primer ciclo de vacunación contra la fiebre aftosa en el que se invirtieron más de $28.000 millones. Los resultados, según los Registros Únicos de Vacunación (RUV) con corte al 7 de julio, dan cuenta de que fueron intervenidos casi 27 millones de bovinos (exactamente 26.760.069 animales); es decir, 95% de la población que se tenía prevista.

De la cifra, 26,4 millones corresponden a bovinos y 363.515 a búfalos; este último con el que se logró cubrir a 98% de esa raza. Hay que recordar que el ciclo tardó más de ocho semanas, periodo en el que el ICA y Fedegán cubrieron 592.656 predios a nivel nacional, es decir, 93,6% de los que fueron pronosticados para esta labor.

Los datos ahora serán revisados por el Ministerio de Agricultura, de cara a la evaluación que hará la Organización Mundial de la Sanidad Animal (OIE), y así recuperar el estatus sanitario de país libre de aftosa.

De hecho, el presidente de Fedegán, José Félix Lafaurie, dijo que “estamos listos para recuperar el estatus sanitario, con estos registros que nos dio el primer ciclo de vacunación confiamos en que se hizo un buen ejercicio. Estas cifras son resultado de un trabajo que se ha hecho con todo el rigor del caso”.

LOS CONTRASTES

  • José Félix LafauriePresidente de Fedegán

    “Estas cifras son resultado de un proceso hecho con rigor, por eso funcionan como una buena muestra para el trabajo en el que está Colombia para el estatus sanitario”.

Tanto el sector ganadero, como el Gobierno Nacional, esperan que ese fallo de la OIE sea positivo para Colombia a más tardar en agosto, pues cálculos del sector cárnico apuntan a que están pendientes por lo menos US$50 millones en exportaciones este año, por ventas externas a mercados donde no hay permiso de que entre carne nacional sin el visto bueno del estatus sanitario.

Finalmente, Lafaurie agregó que “durante el ciclo lo que vimos detrás de todo esto es el problema del contrabando que viene tomando fuerza, y eso es algo que puede perjudicar al ganadero colombiano porque no se sabe las condiciones sanitarias con las que llegan animales como de Venezuela”.

Esto va de la mano con la reciente petición que hizo el ministro de Agricultura, Andrés Valencia, a la OIE, sobre declarar a ese país como riesgo para la sanidad animal de la región, ya que no hay controles contra la aftosa por parte de ese Gobierno e incluso, durante este ciclo en Colombia se vendieron vacunas a ganaderos del país vecino.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.