Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El pasado 9 de enero se presentó un derrumbe en el municipio de Rosas, Cauca, el cual implicó el cierre de la vía Panamericana. En pocos días los sectores agropecuarios empezaron a sentir el impacto económico de este hecho al no poder transportar su mercancía. En el caso de la ganadería, cerca de 24.000 productores de leche del departamento de Nariño y 19.000 en Cauca están en riesgo de enfrentar una crisis económica, para un total de aproximadamente 43.000 lecheros afectados.

En el caso de Nariño, este se ha consolidado como una de las cuencas lecheras de Colombia en donde a diario se producen alrededor de 360.000 litros. José Félix Lafaurie Rivera, presidente ejecutivo de la Federación Colombiana de Ganaderos (Fedegan), explicó que la única comunicación de este departamento es la vía Panamericana. "No hay cómo sacar la leche hacia otros departamentos. Las vías alternas que están siendo habilitadas para la circulación de vehículos no permite el paso de carga pesada que es en la que se transportan los lácteos", dijo.

El presidente del gremio ganadero comentó que tanto en Nariño como en Cauca en su mayoría son pequeños productores, por eso el sustento de sus familias está en riesgo. “Los ganaderos nariñenses experimentan un preocupante sentimiento de incertidumbre al no poder llevar la leche hacia el interior del país. Por otra parte, en Cauca las dificultades tienen que ver con sacar el ganado para la producción de carne. Los productores de ambos departamentos son muy pequeños y su sustento está en riesgo", señaló.

José Luis Bernal Romero, director ejecutivo de la Sociedad de Agricultores y Ganaderos de Nariño (Sagan), comentó que el temor de los productores es que se represen los envíos, ocasionando que las grandes empresas bajen los cupos de compra de leche, y generando así una posible sobreoferta de la producción.

Pese a que la situación está afectando principalmente a los productores lecheros, las casi 45.000 personas que conforman el sector ganadero en Nariño también están viéndose perjudicadas, pues ya empieza a sentirse la escasez de los insumos para la producción. "Los almacenes de agroinsumos, algunos tienen inventarios, pero otros ya están sufriendo desabastecimiento de productos alimenticios, de suplementación y de abonos para pasturas, entre otros insumos", agregó Bernal Romero.

Por otra parte, Clímaco Eduardo Nates López, integrante de la junta directiva de Fedegan por la región Cauca y Valle del Cauca, aseguró que para ellos está siendo perjudicial la afectación del cierra de la Panamericana sobre la región del Valle del Patía.

"Del derrumbe hacia el norte no hay inconveniente porque hay paso por la carretera Panamericana. Lo grave es del derrumbe hacia abajo porque hay una zona que está bloqueada y es supremamente importante para el Cauca: el Valle del Patía, ya que produce ganado de carne, principalmente, y la salida de los animales está completamente taponada", añadió.

En ese sentido, habría daños graves en el negocio de ganado de carne en el sur del Cauca y de producción de leche en Nariño, pero este último departamento, hasta el momento sería el más perjudicado. "El trancón está en la mitad del mapa del Cauca, la mitad sur, en donde se incluye a Nariño, es la más afectada", dijo Nates López.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.