Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

El ganado Jersey es reconocido en el mundo por la talla pequeña de los animales, la alta producción de sólidos en su leche y el alto índice de conversión desde el pasto, que puede llegar a ser hasta siete veces su peso. Estos factores, entre otros, hacen de esta raza una de las más rentables entre las especializadas en producción lechera.

“Al ser animales más pequeños y con menos de cantidad de grasa tienden a utilizar la energía para producir leche y no para otros requerimientos. De igual manera, la calidad de su producto en cuanto a mayor contenido de grasa y proteínas genera un valor adicional en los ingresos del productor”, explicó Liliana Quevedo, directora ejecutiva de la Asociación Colombiana de Criadores de Ganado Jersey (Asojersey).

En cuanto respecta al tamaño, se tratan de animales con una alzada de 1,25 metros y un peso promedio entre 400 kg y 500 kg. “Esta gran bondad permite desplazar las vacas sin causar excesivo daño sobre las pasturas, así como poder tener una mayor capacidad de carga por hectárea que con otras razas”, agregó Quevedo. Esto quiere decir que, en comparación con otras razas, caben más animales en el mismo espacio, lo que puede aumentar la productividad del hato.

Por otra parte, la producción lechera de las vacas de esta raza oscila entre 18 y 20 litros al día. Los ejemplares en el país tienen un promedio de producción de leche a 305 días de 5.000 litros en el país, sin embargo, es posible encontrar, en hatos especializados, animales con lactancias promedio de más de 7.500 litros, con una producción media de más de 25 litros al día. Su leche, además, tiene un contenido de 4,5% de grasa, 3,63% de proteína y unos sólidos totales de 13,67%.

Si bien estas cifras son notables, la genética de las jersey en el país todavía tiene mucho espacio para mejorar y aumentar a los niveles de sólidos en la leche que se produce. “El país tiene mucho por mejorar en los niveles de grasa y proteína de la leche. Hay un componente genético, que obedece a que la gran mayoría de la genética nuestra en jersey viene de Estados Unidos y Canadá, donde se ha trabajado el tema de sólidos pero no son tan fuertes como en Dinamarca y los países nórdicos, donde el componente de proteína es 4,1% y el de grasa cercano a 6%”, expone Diego Sierra, zootecnista y clasificador lineal oficial de la raza.

Sin embargo, hay también un componente nutricional que impide que las cabezas nacionales alcancen un mayor desempeño: “Nuestras dietas en pastoreo normalmente son menos densas energéticamente, y no permiten alcanzar ni los niveles de producción ni los niveles de grasa y proteína que alcanzan otros países”, concluyó Sierra.

Procesos genómicos en el país

Actualmente son pocos los hatos de ganado Jersey en Colombia que están implementando el análisis genómico de los animales como herramienta de selección. Esto, según Diego Sierra, porque “dependemos de que haya un control lechero y una información que no tenemos, porque de nada sirve sacar el ADN de un animal y compararlo con sistemas de producción distintos al nuestro, sin nosotros conocer cómo es el biotipo de animal que se adapta a las condiciones de producción en Colombia”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.