Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Guardar vigilia, para los católicos, significa no comer carne roja, y eso abre el apetito por el pescado y alimentos de mar por estos días.

Según estadísticas del Ministerio de Agricultura y de la Andi, el consumo se incrementa entre un 20% y 25%.

Los productos más demandados en acuicultura son tilapia (mojarra), trucha y camarón.

El director de Pesca y Acuicultura del Ministerio de Agricultura, Carlos Robles, señala que la producción anual en cultivo es superior a 80.000 toneladas (incluyendo camarón), de las cuales tilapia roja representa 45.000. En trucha se producen unas 12.000 toneladas y en cachama, que es otra especie demandada 16.000. La producción de camarón está por los lados de 9.000 toneladas y unas 4.500 están representadas en otras especies.

En pesca continental o fluvial sobresalen el bocachico, el bagre y el famoso pescado seco que llega al mercado de Leticia, el Magdalena Medio y la región de la Orinoquía. “Tenemos que en pesca, es decir, captura, la producción anual es de unas 85.000 toneladas. Si se ven las estadísticas la acuicultura ha crecido mucho en los últimos 10 años y hoy ya casi iguala a la producción en pesca”, señala Robles.

De acuerdo con datos de la Industria Pesquera de la Andi, el consumo per cápita al año es de 6,5 kilos (incluyendo todo tipo de pescados y mariscos) y durante la Semana Mayor la demanda de estos productos alimenticios en el país es de aproximadamente 25.000 toneladas.

Una cifra nada despreciable para la industria pesquera y camaronera. “Hay un incremento marcado en el consumo por esta época y por ello las autoridades pesquera y sanitaria aumentan las labores de control y vigilancia en los principales centros de comercialización y producción. Se busca primero que la pesca se haga respetando las tallas mínimas y unas condiciones de calidad para el consumo”, dijo Robles.

Lo más importado es bassa
A la producción nacional de pescados y mariscos se suman las importaciones. Las estadísticas de la Industria Pesquera de la Andi, señalan que el producto más importado es el ‘bassa’ con 16.000 toneladas, le sigue el sábalo (bocachico argentino) con 14.000 y el camarón con 5.000 toneladas.

En Semana Santa, también se aumenta el consumo de enlatados como el atún y la sardina. Los registros de la Andi indican que en todo 2012 de estos dos productos se importaron 8.000 y 40.000 toneladas respectivamente.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.