Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

En 2020 la industria nacional importó 32.763 toneladas de leche en polvo descremada por más de US$84 millones (valor CIF), de las cuales 26.640 toneladas llegaron de Estados Unidos con un costo superior a los US$67,5 millones (valor CIF).

Hasta octubre de 2021 se habían adquirido 24.771 t por más de US$65,3 millones, de las cuales 20.806 t eran de EE. UU. por cerca de US$52,8 millones.

En lo corrido de 2022, de acuerdo con el “Reporte de consumo y reserva de los contingentes arancelarios” del Dane ya se han adquirido más de 9.200 toneladas de leche en polvo, 64,63 % del cupo fijado para este año según lo acordado en el TLC con EE. UU.

Esto a pesar de que el precio de la leche en polvo descremada de este país registró, de acuerdo con la firma consultora italiana Clal, una disparada en el último cuatrimestre del 2021, subiendo más de US$700 en ese periodo y más de 1000 en ese año.

Este aumento representa un alza 43% en el precio en un solo año, y lo mismo sucedió en Europa, donde se elevó 40% en los mismos 12 meses.

Registramos el incremento de la leche en polvo descremada porque en los últimos años los importadores colombianos se han volcado hacia este producto dado su menor costo que la entera, pero esta también la siguen comprando y también ha subido de precio.

De acuerdo con Clal, el valor de la tonelada de leche en polvo entera de la primera potencia del mundo creció 18% en 2021 y superó la barrera de los US$4.000 en agosto de 2021 por primera vez en 7 años (justamente desde agosto de 2014), llegando a los US$4.123.

Aun cuando el precio subió en 2021, en ese mismo año Colombia había adquirido hasta octubre 11.668 t por más de US$39,4 millones. De estas, 3.015 t provinieron de EE. UU. y otras 5.472 de Bolivia. Justamente los industriales aprovecharon el menor costo de la leche en polvo en Suramérica, que si bien subió 11% en el último año, cerró el 2021 con un valor de US$3.600, 523 menos que el costo por tonelada de la leche en polvo de EE. UU.

Esto sin mencionar el alza de la tasa de cambio del dólar, que según el reporte del Banco de la República, estuvo en promedio en $3.693 en 2020 y en $3.743 en 2021, pero hacia finales del año superó los $4.000, y en lo corrido del 2022 va en promedio en $4.018.

Como manifestó Óscar Cubillos, jefe de la Oficina de Planeación y Estudios Económicos de Fedegán-FNG, “lo triste es que a pesar de que la leche en polvo está cara y la tasa de cambio está alta, la siguen importando, y aunque el contingente no se acabará en enero sino en febrero, igual termina ingresando este producto a Colombia”.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.