Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Las tareas del agro siempre vienen acompañadas de animales que ayudan a facilitar las labores campesinas y agropecuarias. Uno de los mejores ejemplos es el caballo que, milenariamente hablando, ha sido parte de la vida del hombre, y le aporta fuerza de trabajo, compañía, entretenimiento y un sinfín de elementos que le hacen de vital importancia para la convivencia con el ser humano.

Ese conjunto de tareas se agrupa en lo que llamamos vaquería, que se refiere a las faenas en caballos de América. Esto va desde ganadear, hasta el transportar el hato de un lado al otro, cambiarlos de potrero, llevarlos para desparasitar, ayudarlos a cruzar un río, entre otras labores.

“Aquí lo hacemos con el criollo, no fino, sino trotón galopero y de finca, y se ha empezado a mejorar con caballos lusitanos y españoles, con frisones y otro tipo de equinos”, dijo Juan Rafael Restrepo, coach en caballos y rejoneador colombiano.

Para Restrepo todas las razas de caballo sirven para vaquería, sin importar si se usa el caballo Pinto Americano, el Cuarto de Milla, algunos Appaloosa, o los que se usan en Brasil, como los Lusitanos y Marchadores.

“Los utilizan mucho para el tipo de ganadería como la practican en Norteamérica, pero hay algunos que tienen cruce con pecherón y criollo y sale muy bueno”, dijo.

El caballo Criollo también sirve mucho y cundo se mezcla con otras razas “es muy guapo”, según Restrepo. Hay otro conocido que es el Azteca, que es mitad Cuarto de Milla y mitad lusitano y/o español, “pero para mí no hay caballo malo sino mal domado y que no le han encontrado un fin”.

Si bien la mayoría de las razas sirven, como sucede con los caballos ingleses y los de vaquería, los de tiro pesado ya no son tan útiles, ya que son más lerdos e incómodos. “No tienen ese resortaje de las otras, pero uno puede practicar vaquería en muchísimos caballos. De hecho, hay una disciplina que se llama equitación de trabajo y se hace en lusitanos, españoles, árabes, Cuarto de Milla, ingleses, del centro de Europa y hay muchos que se pueden utilizar”, agregó.

En EE.UU., las dos razas que predominan son el Pinto Americano y el Cuarto de Milla, que tiene características similares en cuanto a su morfología. Ambos son caballos de patas largas, compactos, dorso corto, orejas medianas y que tienen mucha potencia y velocidad en distancias cortas.

Otro que tiene grandes cualidades por su condición atlética es el Appaloosa, un caballo que tiene mucha resistencia y un aspecto muy peculiar por el color de su pelaje y la forma en sus ojos. Este equino tiene habilidades especiales para trabajar con hato bovino y las arrea con mucha autonomía, por lo que pueden ser usados en este tipo de disciplinas e incluso en deporte de monta.

Finalmente vane la pena hablar del caballo Lusitano, un equino con siglos de historia y que es una combinación de enorme talla y con movimientos ágiles, que le permite tener una predisposición para ejercicios de alta escuela, pero que ayuda en los trabajos ecuestres. Aunque no es común verlo en el agro colombiano, si son usados mayormente en Brasil, por su influencia portuguesa.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.