Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Las prácticas de ganadería sostenible, como la adopción de sistemas silvopastoriles intensivos, cercas vivas, y árboles dispersos en potreros contribuyen a mejorar la gestión de los recursos naturales.  Precisamente, gracias a ello, actualmente más de 150 especies de fauna y flora han regresado a su hábitat natural. Así lo dio a conocer Contexto Ganadero.

Y es que la ganadería sostenible es un verdadero aliado de la biodiversidad, pues contribuye en la recuperación del suelo, las fuentes hídricas y de forma general, en el aumento de la biodiversidad.

Vale destacar que, entre 2013 y 2017 se encontraron 150 especies de escarabajos coprófagos y 380 especies de aves en 50 fincas beneficiarias del proyecto Ganadería Colombiana Sostenible. Según Diego Lizcano, especialista de biodiversidad de The Nature Conservancy, TNC, “el monitoreo adelantado ha sido muy importante para reconocer e identificar los requerimientos de hábitat de las especies encontradas y los beneficios que estas prestan a los ganaderos”.

Contexto Ganadero además señaló que, para este mismo experto, gracias a las buenas prácticas que promueve el proyecto -como la reducción del uso de agroquímicos muy tóxicos-, se registró entre 35% y 40% más de especies de escarabajos en sistemas silvopastoriles comparados con los predios de ganaderos tradicionales.

En cuanto a las aves, se detectaron 30 individuos de 25 especies.

 

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.