Agregue a sus temas de interés

Agregue a sus temas de interés Cerrar

Cuando un ganadero quiere ser aún más eficiente en su producción ya sea de carne o de leche, debe optar por implementar el sistema de pastoreo que más se ajuste a sus necesidades. para ello, debe tener en cuenta aspectos como el presupuesto con el que cuenta, la cantidad de agua que tiene en la finca, la calidad de sus suelos y el número de animales.

De acuerdo con Laila Bernal Bechara, Zootecnista de la Universidad de La Salle, “los sistemas de pastoreo deben seleccionarse de acuerdo con el fin productivo de la producción, la disponibilidad de recursos económicos, el análisis de suelo, el acceso a las fuentes de agua y energía eléctrica, a la topografía, vías de acceso y distancias dentro y fuera de la unidad productiva”.

En Colombia se reportan principalmente la prevalencia de los sistemas de pastoreo continuo, alterno, rotacional, rotacional por franjas, racional voisin y pastoreo inteligente. Así lo destacó Abelardo Conde Pulgarin, Zootecnista de La Salle.

Según Conde, “los sistemas de pastoreo rotacionales con sus variantes alternas, por franjas, racional voisin e inteligente, tienen como ventaja la posibilidad de hacer manejo de arvenses, optimización de comederos y bebederos, controlar la incidencia de plagas y enfermedades en la pastura, por el manejo de los días de pastoreo, hacer fertilización y manejo de excretas, que en un sistema de pastoreo continuo no es posible contemplar”.

Es por ello que, de acuerdo con los expertos de La Salle, en el país en atención al área destinada a la producción bovina, el sistema de pastoreo que más prevalece es el continuo. Pero en otras zonas en busca de la eficiencia de uso de la base forrajera se ha venido intensificando la utilización del pastoreo rotacional en sus diversas variantes.

“En el sistema de pastoreo continuo se mantienen todos los animales en un solo potrero. Constituye el sistema de mayor predominancia en las explotaciones ganaderas de carne del país”, explicó Wilson Hernando Mora, médico veterinario y zootecnista.

Entre tanto, el pastoreo rotacional contempla la división de potreros, para que los animales rumiantes tengan la posibilidad de rotar y la pradera tenga la opción de periodos definidos de descanso y ocupación.

“El establecimiento del pastoreo rotacional por hectárea con la siembra de la especie vegetal puede oscilar entre $2 millones y $3,5 millones, pero este valor se puede incrementar”, agregó Bernal.

Conocer la topografía es fundamental
Según Wilson Mora, para establecer este sistema rotacional, es clave conocer las características agronómicas y productivas de las especies forrajeras, ya que con base en éstas se define el período de ocupación y descanso; además, es importante conocer la topografía de la finca para establecer fuentes de agua y comederos.

LA REPÚBLICA +

Registrándose puede personalizar sus contenidos, administrar sus temas de interés, programar sus notificaciones y acceder a la portada en la versión digital.